México D.F. “Nos estamos dando cuenta con asombro y vergüenza que nos hemos convertido en un pueblo corrupto y asesino. No podemos acostumbrarnos a la tragedia, no debemos dejar que las autoridades sigan sin dar resultados”.

Esa fue la dura advertencia que hizo la Arquidiócesis de México en la editorial de su semanario Desde la Fe, al abordar el fenómeno de la migración.

En la declaración, el arzobispado criticó a las autoridades responsables del tema por la falta de resultados y la ausencia de aplicación de justicia a la bandas que trafican personas “sin que nadie les impida sus grandes y sucios negocios” de extorsión y asesinato, como lo ocurrido en Tamaulipas.

Por ello llamó a legisladores, jueces y autoridades federales y locales a bordar la migración, puntualizando que “es una pena que siempre estén preocupados por asuntos intrascendentes y banales, y en propuestas de leyes y reformas totalmente desfasadas, sin atender las situaciones humanas que por su gravedad requieren respuestas eficaces y soluciones de fondo”, informó La Jornada.

Fuertemente crítica, la editorial plantea que “desafortunadamente nos damos cuenta de que somos un país que grita mucho para exigir que nuestros hermanos mexicanos sean respetados en Estados Unidos, pero poco o nada hacemos para respetar y cuidar a quienes transitan en iguales o peores condiciones a lo largo de nuestro país”

Y cuestiona: “¿qué acciones han emprendido para localizar y castigar a los criminales que abusan y asesinan a nuestros hermanos en la frontera norte?, ¿qué programas tienen y cómo los revisan para ayudar a resolver este fenómeno social?”.