Buenos Aires. La clase política y el mundo social argentino no salen del escozor provocado por la intempestiva muerte del ex presidente de Argentina, Néstor Kirchner, quien falleció víctima de un paro cardiorrespiratorio.

“Acompañamos el dolor de la presidenta", dijo el vicepresidente de Argentina, Julio Cobos.

Kirchner actualmente era secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), diputado, candidato presidencial para 2011 y presidente del Partido Justicialista, lo que a juicio de sus cercanos le estaba provocando un estrés muy difñícil de sobrellevar.

“Lo de Néstor es tremendo. Su enseñanza seguirá (…) Hemos perdido a un patriota y uno de los mayores estadistas de la historia argentina”, comentó su colega, el diputado justicialista Juan Carlos Dante, a Telesur.

Kirchner es reconocido como uno de los presidentes más activos en la búsqueda de justicia en lsa violaciones a los derechos humanos cometidos durante la dictadura de los '70 y '80.

“Este hombre (Néstor) y esta mujer (Cristina) nos abrieron los brazos, solucionaron cosas terribles como la impunidad. Estaban en el camino de poner las cosas en su lugar. Dejó la vida, había tenido tantos problemas de salud, pero al otro día igual se levantaba. En este momento estoy desecha.”, dijo muy afectada a Telesur la Abuela de Mayo, Estela de Carlotto.

"Es una enorme pena. Me entere por los medios hace poco momentos. Es tremendo. Se nos va un grande. Un tipo que saco a la Argentina del peor momento que le toco vivir. Un hermano y un compañero inigualable", lamentó el dirigente social Luis D´Elía.