Guatemala, Xinhua. Cuatro municipios de Guatemala, escenario reciente de disturbios por protestas contra una minera que dejaron dos muertos, amanecieron este jueves bajo un estado de sitio conforme un decreto del gobierno del presidente Otto Pérez Molina publicado en el Diario Oficial este mismo jueves.

Los municipios sujetos al estado de Excepción son Jalapa, Mataquescuintla, ubicados a 101 y 110 kilómetros al este de la capital y Casillas y San Rafael Las Flores, en Santa Rosa, a 87 y 105 kilómetros al sureste de la capital.

La medida extraordinaria, que suspende la vigencia de las garantías individuales, estableció el envío de tanquetas y contigentes militares y policiales.

"La decisión se toma luego de un análisis y por una serie de hechos en la región; no sólo por la mina", dijo a Xinhua el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla.

Añadió que en la zona operan "estructuras de narcotráfico, robo de vehículos, bandas de sicarios y se ha incautado armas; hay órdenes de allanamiento y de captura".

El gobierno de Pérez Molina justificó la medida con el argumento de que el pasado martes, pobladores de esa localidad retuvieron a 25 agentes de la Policía Nacional Civil como medida de presión para que se escuche su rechazo a la instalación de una minera en la localidad.

Los agentes policiales fueron liberados el martes, pero una vez que rindieron declaración sobre los hechos fueron emitidas 18 órdenes de captura contra líderes comunitarios.

El decreto establece que en la zona se cometieron "Hechos graves de sabotaje, afectando laactividad productiva de personas individuales y jurídicas y se han apoderado violentamente de material explosivo para uso particular y se ha atentado violentamente contra la autoridad militar y civil".

Pobladores de la localidad han manifestado en reiteradas ocasiones su rechazo a la explotación minera, aduciendo contaminación y bloquearon el paso de materia prima hacia la mina y ataques a vehículos que transportan insumos hacia la empresa.

El congreso de Guatemala tiene tres días para ratificar el Estado de Excepción.