La justicia ordenó el arresto domiciliario total en contra de los diez nuevos formalizados este martes, en el caso del millonario fraude en Carabineros. El persecutor, Eugenio Campos, estimó que los involucrados podrían llegar a 80 personas.

Se trató de una audiencia que se desarrolló desde las 09:30 horas en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, donde se sumó una tercera formalización en el caso del millonario desfalco en la institución policial.

En la diligencia fueron imputados 8 excarabineros y 2 civiles, a quienes se les atribuyeron los delitos de malversación de caudales públicos, asociación ilícita y lavado de activos.

Sólo respecto de este grupo, denominados por los querellantes como “cuenta-correntistas”, y que habría formado parte de esta presunta organización criminal; se les atribuyó haber recibido a través de las cuentas corrientes cerca de US$2,5 millones.

Recordemos que cada día aumenta el monto estimado del fraude por parte del Ministerio Público, y que estaría en los US$25 millones, según se detalló en esta audiencia.

Si bien el abogado del Consejo de Defensa del Estado, Daniel Martorell, solicitó prisión preventiva en contra de los imputados ante la reiteración del delito, esto fue rechazado por el Ministerio Público, que es quien lleva la persecución penal según señaló el juez Ponciano Sallés.

Al respecto, el abogado Martorell estimó que deberán analizar la resolución del magistrado antes de recurrir eventualmente a la Corte de Apelaciones.

Recordemos que no es la primera vez que el CDE sufre un traspié en esta causa, donde los tribunales de Garantía no los valida como intervinientes en la causa. Esto, pues no tienen acceso a la carpeta investigativa ni a la prueba material, que permita sustentar una necesidad de cautela como la prisión preventiva.

De esta forma, el juez Sallés ordenó el arresto domiciliario total para los 10 nuevos imputados durante el tiempo que dure la investigación del Ministerio Público.