De acuerdo con un extenso artículo firmado por Paul Bignell, la revolución de las FARC, en Colombia, se ha visto desteñida por las desmovilización de cientos de jóvenes que enfrentan obstáculos a la hora de la reincorporación a la vida civil.

Según el escrito, las historias recopiladas entre los guerrilleros son de "abuso la traición ideológica".

The Independent hace un extenso recuento sobre la cronología violenta del país, para luego hacer énfasis en el cambio.

"Hace una década, Colombia era un Estado al borde del fracaso, sacudido por la guerra civil, secuestros, asesinatos, violaciones de derechos humanos, extorsión, guerrillera, paramilitares, corrupción. A finales de 1990, el 10% de los asesinatos del mundo fueron cometidos en Colombia, un país con una población de 44 millones, aproximadamente tres cuartos del Reino Unido). Pero, después de seis décadas, los números de las FARC se han partido por la mitad, cuando el presidente Álvaro Uribe tomó posesión del cargo en 2002'', afirma el texto.

Según la nota, los éxitos de dicha política se traducen en ver cómo los colombianos de desplazan por las carreteras del país.

"Y la mejora de la seguridad ha conducido a la mayor inversión extranjera", agrega, al considerar que Colombia ahora es modelo económico en la región.