Los dirigentes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), en Bolivia, ratificaron el inicio de la marcha a La Paz de forma sorpresiva, es decir, que no se hará conocer la fecha ni la hora de inicio de la partida de esa medida de presión que busca frenar el intento del gobierno de abrir una vía entre Cochabamba y Beni por medio de la reserva natural.

Un comunicado hecho conocer a la ANF por la dirigencia del Tipnis determina que la decisión de marchar a la sede de gobierno está asumida.

"Rechazamos la construcción de la carretera por el Tipnis. Denunciamos ante los organismos nacionales e internacionales de defensa de los derechos humanos la vulneración flagrante y el pisoteo a los convenios y acuerdos internacionales por parte del gobierno del presidente Evo Morales, especialmente los referidos a los derechos de los pueblos indígenas, la biodiversidad y el medio ambiente", señala la nota.

"Exigimos la paralización inmediata de la construcción de la carretera y rechazamos cualquier reunión con el gobierno plurinacional mientras continúen las obras", finaliza el comunicado.