Sao Paulo.  El piloto de aviones ultralivianos y diputado brasileño Indio da Costa emprendió este año el vuelo más alto de su carrera, luego de ser designado como candidato a la vicepresidencia en la forma electoral del abanderado opositor José Serra.

Ironizado en un debate por el candidato a vicepresidente del Partido Verde, Guilherme Leal, quien se refirió a él como "nuestro aguerrido diputado con su arco y flecha", Antonio Pedro de Siqueira Indio da Costa comenzó a justificar el juego de palabras antes de que fuera formulado, el mismo día en que fue designado al puesto.

"Hay integrantes del PT que dicen que no tengo experiencia. Tengo más experiencia que Dilma (Rousseff, candidata oficialista a la presidencia). ¡¡Mucho más!!", disparó por el servicio de microblogs Twitter al referirse a la abanderada del Partido de los Trabajadores (PT).

Desde entonces, se hizo conocido por sus críticas, que incluyeron las relaciones del PT con la guerrilla izquierdista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y con el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST).

El diputado, que cumple 40 años en octubre y desarrolla su primer mandato en el Congreso, entró a la vida pública gracias al ex alcalde de Río de Janeiro Cesar Maia, quien le otorgó diferentes cargos en el municipio hasta que fue elegido diputado en el 2006.

La concejala de Río de Janeiro Andrea Gouvea Vieira lo recuerda como una persona "nerviosa".

"El es una persona de trato muy difícil. Siempre lo fue", dijo a Reuters y agregó que considera su elección como compañero de fórmula de Serra para vicepresidente como "una equivocación horrorosa".

Indio da Costa se separó de su primera esposa y es padre de una niña de 6 años que vive con su madre en España.

Es hijo de Luiz Eduardo Indio da Costa, dueño de una renombrada oficina de arquitectura en Río de Janeiro, y también es sobrino de Luis Felippe Indio da Costa, socio mayoritario del Banco Cruzeiro do Sul.

El diputado dijo en una entrevista que comenzó a volar en aviones ultralivianos tras una cirugía para retirar un aneurisma, descubierto por casualidad después de un accidente automovilístico en el 2003.

"Creo que existe algo ahí más que sólo la medicina. Hay un poco de suerte, un poco de Dios. Hay algo de inexplicable en toda esta historia", afirmó en aquella oportunidad.

Si se confirman los sondeos de intención de voto y Serra resulta derrotado en las elecciones, Da Costa seguirá en vuelo. Su nombre es considerado como potencial candidato para disputar la alcaldía de Río de Janeiro en el 2012.

"Es uno de los nombres que tenemos para esa u otra función", sostuvo Cesar Maia en un correo electrónico a Reuters.