Buenos Aires. La inflación, que acumula 10,7 por ciento en los primeros nueve meses del año, la falta de dólares para que el país vuelva a crecer y disminuir la pobreza son los principales desafíos económicos que enfrentará el próximo gobierno en Argentina.

En lo político, el próximo presidente del país tendrá como principal reto el doble comando, si se impone el candidato oficialista, Daniel Scioli, o volver a unir a los habitantes del país, en caso de que sean los opositores Mauricio Macri o Sergio Massa quienes ocupen la Casa Rosada a partir del próximo 10 de diciembre.

Consultoras especializadas, entre ellas Management & Fit (M&F), señalaron que los candidatos presidenciales están, dentro de todo, de acuerdo con que la política monetaria esté explícitamente orientada a controlar la inflación vía el manejo de expectativas.

"Las diferencias se encuentran en cómo articular de forma consistente esta política con el resto de la estrategia económica", según M&F.

"Los equipos técnicos tendrán que pensar la forma de resolver el conflicto entre el objetivo principal y la actualización de las tarifas, una posible (y esperada) devaluación y las necesidades financieras del Tesoro", dijo el economista en jefe de M&F, Matías Carugati.

Según mediciones privadas, la inflación en los primeros nueve meses de 2015 es de 25,9 por ciento, más del doble que la reportada por el gobierno.

En cuanto al frente externo y al dólar, la consultora Elypsis consideró que el país requerirá unos 45.000 millones de dólares el año próximo para financiamiento.

Esto en un escenario de acuerdo con los fondos especulativos que litigan contra Argentina en Nueva York, Estados Unidos, y liberación de las restricciones cambiarias que impiden el giro de dividendos a las multinacionales y la libre compra y venta de dólares a empresas y particulares.

Por su parte la consultora ABECEB planteó que la brecha entre la entrada y la salida de dólares constituye uno de los principales desafíos.

"En los últimos 12 meses la salida de dólares por turismo y ahorro alcanzó 12.791 millones (de dólares), mientras que el superávit comercial resultó de 3.583 millones (de dólares) en el acumulado a septiembre" desde los 12 meses previos, alertó.

El tercer eje de trabajo para quien gobierne el país es el combate a la pobreza, que bajó de 50 a 19 por ciento de 2003 a la fecha, según informes privados, pero que supera el 25 por ciento según el Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina.

"Pobreza cero", propuso Macri a lo largo de su campaña, marcada además, por la falta de datos oficiales en torno al tema, mientras que para el ministro de Economía, Axel Kicillof, dar a conocer el número de pobres "es estigmatizante".

En materia política, el próximo jefe de Estado deberá buscar el respaldo de los gobernadores de las provincias, necesario para asegurar la institucionalidad en un país acostumbrado a los vaivenes políticos.

Lo del doble comando, en tanto obedece a que, en caso de ganar Scioli, actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, lo hará con la jefa de Estado, Cristina Fernández, por fuera, luego de conducir el país desde 2007, cuando sucedió a su esposo, el fallecido Néstor Kirchner (2003-2007).