Ginebra. La avanzada de 30 observadores del alto al fuego debería desplegarse en Siria la próxima semana y hay preparativos en marcha para ampliar la misión a 300 miembros, lo cual sería aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU en los próximos días, dijo el viernes el portavoz del mediador Kofi Annan.

El alto el fuego que empezó hace una semana es "muy frágil" y la situación sobre el terreno "no es buena", con informes de incidentes y víctimas cada día, dijo el portavoz Ahmad Fawzi.

"Tenemos siete observadores sobre el terreno hoy, dos más llegan el lunes, elevando a nueve los monitores sobre el terreno", dijo Fawzi en una encuentro con la prensa en Ginebra.