Bogotá. El informe revelado por la ONU dice que no se encontraron indicio sobre la presencia de fosas comunes en el lugar de la Macarena (Meta) en Colombia, como lo venían denunciado varias ONG y algunos miembros de grupos de izquierda.

Recientemente durante la visita de una delegación de congresistas y sindicalistas británicos denunciaron el hallazgo de los restos de 2.000 personas en La Macarena (Meta).

El gobierno nacional desmintió a varias ONG y a los congresistas Piedad Córdoba e Iván Cepeda, frente a la existencia de una fosa común en un cementerio en La Macarena, el cual también es cercano a un batallón del Ejército.

A través de un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia aclaró que la Fiscalía no encontró huellas de una fosa común en el cementerio de ese municipio.

Una vez conocido el informe de la ONU, el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, dijo que el gobierno está interesado en que se conozca la verdad judicial y no la verdad interesada o con intencionalidad política.

"Saludamos el hecho que Naciones Unidas diga claramente que aquí no había ninguna fosa, que había un cementerio, que reconozca la circunstancias muy particulares que se presentaron en esa zona, entre otras el hecho que durante 3 años esa zona estuvo en manos de las FARC", puntualizó Rivera.

El jefe de la cartera de la Defensa manifestó que la Organización de las Naciones Unidas confirmó lo que el gobierno había declarado ante el Congreso de la República, durante un debate citado por el representante a la Cámara, Iván Cepeda.

"Estamos respaldando las investigaciones y queremos dotar de todos los instrumentos, de los recursos indispensables y la colaboración de nuestras Fuerzas Militares y de Policía para que esas investigaciones sean lo más exitosas posibles", sostuvo el alto funcionario.

Sin embargo, el organismo internacional manifestó su preocupación ante la falta de controles efectivos y registros adecuados frente a los reportes de personas muertas en combate, lo que plantea interrogantes sobre las circunstancias de su muerte.

Asimismo, señaló que 446 personas inhumadas individualmente en el cementerio de La Macarena están sin identificar, y fueron reportadas como muertas en combate por la fuerza pública, desde 2002.

Finalmente, pide esclarecer estos interrogantes de manera urgente, en particular, teniendo en cuenta los indicios sobre posibles casos de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones en La Macarena y municipios aledaños.

El Meta es el segundo departamento con mayor número de investigaciones por casos de ejecuciones extrajudiciales atribuidas a la fuerza pública.

Hasta el 15 de marzo de 2010, la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de la Fiscalía General de la Nación tenía a su cargo la investigación de 1.354 casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales, de los cuales, 114 pertenecen a hechos ocurridos en el Meta.