ABC Color accedió a un informe que recoge los gastos parciales que se hicieron en las constantes jornadas del ex presidente Fernando Lugo en el exterior.

En la documentación facilitada por fuentes internas se detallan los millonarios montos destinados a 62 viajes que realizó el ex mandatario desde el 2008 hasta poco antes de ser destituido, en junio de este año. En todos estos viajes se desembolsó 7.500 millones de guaraníes (US$1,6 millones)

Las giras del ex obispo representaron para el Estado un gasto de G. 3.462.237.040 en pasajes (US$771.997) , más otros G. 4.039.040.484 (US$900.611) en viáticos.

En su primer año de gobierno, Lugo gastó G. 382.349.717 (US$85.255) en tres viajes a EE.UU., dos a El Salvador, además de México, Colombia y Brasil.

El 2009 fue el año de mayores gastos en boletos de avión, con una “inversión” de G. 1.086.209.380 para 13 viajes.

Sólo en el 2010, Lugo y su entorno realizaron 21 viajes al exterior, lo que representó un gasto en pasajes de G. 676.508.522 para el país.

Al año siguiente, el Estado debió desembolsar G. 864.005.357 para 11 viajes, que incluyeron destinos, como Argentina, EE.UU. y Venezuela, hasta Bélgica.

Ya en el 2012, su último año en el poder, Lugo alcanzó a gastar G. 453.164.064 en dos viajes a Brasil, uno a Colombia, además de una gira por China, India, Tailandia, Corea del Sur y Japón.

El médico, el fotógrafo y los secretarios. Lugo acostumbraba viajar acompañado de “nutridas” comitivas, que algunas veces eran integrada por hasta 15 funcionarios.

Es el caso la última gira que realizó, entre el 16 de mayo y el 2 de junio, por cinco países del continente asiático.

En aquella ocasión, el ex mandatario llevó a su secretario privado, Miguel Rojas, su médico personal Jorge Querey; su jefa de Protocolo, Auda Roig, además de otros funcionarios de menor rango.

Hubo oportunidades en que Lugo iba acompañado hasta de su fotógrafo personal, el chileno Rafael Urzúa, que lo acompañó en cuatro viajes en el 2009, y hasta nueve veces en el 2010.

En diciembre de 2011, no le bastó con viajar con la jefa de Protocolo, sino que decidió llevar a Uruguay a Tatiana Santacruz, quien se encontraba como “coordinadora de eventos”. La mujer es hijastra de Miguel López Perito, su ex jefe de Gabinete Civil.

Pese a los miles de millones que representaron sus viajes al exterior, Lugo consideraba las giras como una “una inversión” para “obtener ganancias” en el futuro.

Los gastos mencionados pueden ser aún mayores, ya que en el informe figuran varios gastos “parciales”.