Londres. Las potencias occidentales deberían trabajar en base a la idea de que Irán podría tener un arma nuclear el año próximo y la evaluación israelí que postergó la fecha hasta el 2015 podría ser demasiado optimista, dijo el lunes el secretario de Defensa británico Liam Fox.

Meir Dagan, el director saliente de la agencia de inteligencia Mossad, indicó el mes pasado que Israel creía que Irán no lograría producir una bomba nuclear antes del 2015.

Pero Fox, respondiendo preguntas en el Parlamento, dijo que Dagan "se equivocó al insinuar que siempre deberíamos mirar el costado más optimista" de las estimaciones sobre la capacidad nuclear de Irán.

"Sabemos por experiencias previas, sumado a lo que pasó en Corea del Norte, que la comunidad internacional puede ser engañada al pensar que las cosas son más positivas de lo que en realidad son", agregó.

El funcionario dejó en claro que Irán podría cumplir con las estimaciones más negativas en el 2012, por lo cual instó a actuar de acuerdo con esa advertencia.

No aclaró si su declaración estaba basada en una evaluación de inteligencia obtenida por Gran Bretaña, un aliado cercano de Estados Unidos y una de las seis potencias que no lograron avances en las conversaciones sobre el programa nuclear de Teherán este mes.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó cuatro rondas de sanciones contra Irán por negarse a congelar el enriquecimiento de uranio, que según las potencias occidentales está destinado a producir un arma nuclear. Irán dice que su programa tiene fines pacíficos.

La evaluación de Dagan coincidió con la prudente postura del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sobre el uso de la fuerza contra Irán, que ha prometido tomar represalias contra los intereses israelíes y estadouidenses si sus instalaciones nucleares llegan a ser atacadas.

Dagan fue desmentido la semana pasada por el jefe de inteligencia militar israelí, el mayor general Aviv Kochavi, al declarar que las sanciones no habían detenido el programa nuclear iraní y que la república islámica podría producir bombas en un plazo de dos años.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo que el análisis de Dagan no debería socavar la determinación internacional para ejercer presión a Irán a través de las sanciones.