La inseguridad y la delincuencia son identificados como los principales problemas que afectan a los costarricenses.

Según una encuesta elaborada por Unimer y reproducida por el portal Nación.com, 49 de cada 100 ciudadanos ven en el clima de inseguridad un freno para el país.

“El porcentaje actual es incluso tres puntos mayor al de julio del año anterior, cuando se registró el nivel más alto de preocupación por el tema: un 46%”, detalla el portal que añade que, comparado con otros problemas, la inseguridad supera por 37 puntos porcentuales al desempleo, segunda fuente de intranquilidad, pues afecta a 12 de cada 100 personas.

La desazón por la falta de seguridad es mucho más marcada entre los hombres, entre quienes no votaron en el 2010 porque en ese momento eran menores de edad, personas de ingresos altos y con estudios universitarios.

Con menos impacto en la sensibilidad del costarricense se ubican ahora problemas como el alto costo de la vida, la drogadicción y la corrupción. Todos esos preocupan a menos del 9% de la población nacional.