Montevideo. En su primer año de funcionamiento, las cámaras de seguridad instaladas en Montevideo permitieron reducir al 50% el número de delitos, informó este miércoles el Ministerio del Interior de Uruguay en un comunicado.

Hasta el momento trabajan en videovigilancia policial 100 funcionarios y por intervención directa o indirecta de dichas cámaras se ha procesado a 115 personas.

En las zonas de la capital donde se emplea la videovigilancia, este sistema ha arrojado resultados muy satisfactorios, según el director del Centro de Comando Unificado (CCU), Robert Taroco.

"La valoración es totalmente positiva. Se ha mantenido un promedio porcentual del 50% de la disminución de los índices delictivos", indicó Taroco.

La videovigilancia es una de las "apuestas fuertes" del gobierno de José Mujica, por lo que el Ministerio del Interior está extendiendo este sistema a otras zonas de la capital y del país.

La inseguridad ciudadana es la principal preocupación de los uruguayos según las encuestas.

No obstante, de forma simultánea a las elecciones del 26 de octubre, los votantes rechazaron en un referéndum, impulsado por la oposición conservadora, rebajar de 18 a 16 años la edad de imputabilidad penal.

El 47%, más de un millón de votantes, apoyó esa medida, pero no fue aprobada porque necesitaba superar el 50%.