Santiago. El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, afirmó que sectores que apoyaron el golpe de Estado de Honduras están relacionados con una campaña para que no sea reelecto en su cargo.

Frente a la editorial del Washington Post que llamó al gobierno de EE.UU. a no respaldar la continuidad del ex ministro chileno en el organismo regional, afirmó en entrevista a Radio Cooperativa que la publicación no le sorprende, pues “en realidad esta campaña se enmarca hace varios meses y la gente que está detrás de ella son los mismos de antes, los mismos que estaban detrás de la campaña fuerte que se realizó a favor de Roberto Micheletti en Honduras".

Indicó que "se trata fundamentalmente de lobbies que operan en relación a determinados temas de América Latina, Cuba, Venezuela u otros, que de alguna manera han decidido personificar esas frustraciones en mí".

Dijo que "la mayor parte" de ellos provienen del sector republicano, informó Globovisión.

Quitándole dramatismo al tema, Insulza enfatizó que “esto no es nuevo. Yo gané la elección de la OEA en contra de esos grupos".

La editorial del Washington Post señaló reprochó lo que consideró "inacción" de Insulza frente a "una nueva generación de líderes autoritarios, como en Venezuela y en Nicaragua".

Al respecto, el chileno dijo que justamente hasta ahora no ha recibido el apoyo de esos dos gobiernos.

Agregó que "espero tenerlo (el apoyo venezolano y nicaragüense), por cierto, pero no me han apoyado hasta ahora, porque también están un poquito descontentos por algunas cosas que he hecho".

A su juicio "tenemos hoy día una cierta tendencia de algunos grupos, y son minoritarios, en distintos países a polarizar el debate en América Latina y en la región. Y como yo no creo en las polarizaciones, efectivamente causo escozor en los extremos".

Sobre los votos de la región, dijo que “cuento bastantes más, porque hay pendiente una decisión colectiva de los países del Caribe, varios de los cuales ya me están apoyando (...). Las cuentas son bastante conservadoras, pero creo que tengo bastante más apoyo que eso".

En cuanto al respaldo del gobierno del presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, dijo estar tranquilo. “Como han dicho Bachelet y Piñera, ésta es una cuestión de Estado, y espero que se guíe así”, señaló.