Washington. El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, consideró errada la forma en que países de la Unasur rechazaron la asistencia del presidente de Honduras, Porfirio Lobo, en la cumbre entre la Unión Europea y Latinoamérica.

Insulza indicó que “probablemente se han cometido errores. En el caso de la cumbre de países europeos y latinoamericanos (algunos países) deberían haber consultado más antes de tomar una decisión".

Reconoció que la situación de Honduras "es motivo de preocupación para mí" y explicó que el proceso de normalización democrática aún no ha concluido, lo que obstaculiza su regreso a la OEA, dijo Globovisión.

"Para algunos países hay temas que siguen pendientes", explicó Insulza. Agregó que "lo mejor que se puede hacer para hacer que regrese ese país a la organización es permitir que ese país lo logre" a través de las acciones que implemente.

A su juicio el regreso de Honduras a la OEA "no debería tardar mucho".