Bogotá. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, dijo este viernes que la democracia debe poner límite a la tendencia a las reelecciones sucesivas en América Latina.

“La democracia, por la naturaleza humana, requiere límites”, puntualizó Insulza tras señalar que el continente afronta un problema de gobernabilidad democrática.

El secretario general del organismo internacional reconoció que en la región existe “una clara debilidad muy fuerte de las instituciones”, entre ellas la de la Presidencia.

Hay una tendencia a “cambiar demasiado por los gobiernos individuales”, agregó, sin hacer mención a casos particulares en la región.

“El poder tiene que ser repartido”, defendió, al agregar que también observa “una tendencia a la concentración del poder, muy complicada”.

Además, hay una tendencia al debilitamiento de las instituciones que ejercen el control de la sociedad, y dificultades para el ejercicio de la ciudadanía y la violencia, como el abuso de poder y amenazas a la prensa.

“Sin embargo, insisto en pensar que (en América) estamos en un período democrático positivo”, reconoció Insulza, que viajó a Bogotá por invitación del diario El Tiempo, para participar en un foro conmemorativo del centenario de esta publicación.