Santiago. En su primer discurso tras ser reelegido como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza pidió aumentar las atribuciones del cargo para hacer más efectiva la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

Al defender la actuación del organismo en la crisis política de Honduras, sostuvo que limitaciones en la Carta Democrática Interamericana, como “la falta de atribuciones del Secretario General", complicaron el actuar de la OEA.

Por ello, pidió aumentar las capacidades del secretario general para prevenir crisis en los países miembros y establecer "la posibilidad de realizar gestiones sin contar necesariamente con la invitación del gobierno afectado, pero con pleno conocimiento del Consejo".

Según Insulza, otro impedimento es una insuficiente definición de "los actos que constituyen una amenaza o ruptura institucional", pues consideró que no deberían limitarse a los golpes de Estado, informó La Hora.

Además expresó que debería ampliarse “el rango de actores que puedan solicitar acciones preventivas, para incluir los demás poderes del Estado", pues actualmente sólo los gobiernos pueden solicitar una intervención

"Esto constituye una limitación seria, ya que puede ser el gobierno mismo el que está produciendo situaciones señaladas y no estará muy dispuesto a llamar a la OEA", dijo

La Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos de la organización está analizando las propuestas de Insulza.

Respecto a su gestión a la cabeza de la OEA, dijo que en los cinco años de su primer mandato no se sintió en ningún momento cuestionado seriamente, "salvo en los últimos meses", explicó.

Añadió que a pesar de una "fuerte campaña" en su contra, ésta no tuvo efectos respecto a su reelección en el cargo.