El Frente Amplio (FA) -el conglomerado oficialista uruguayo- frenó la caída en intención de voto que sufrió desde enero de este año, período durante el cual pasó de tener 44% de encuestados que los votarían, a  41% en julio, según registró Opción Consultores. En agosto, el partido liderado por Tabaré Vázquez presentó 42% de intención de voto, aumentando un punto desde la encuesta anterior, realizada en julio.

Por su parte, Luis Lacalle Pou, candidato del Partido Nacional (PN), sigue registrando aumentos en la intención de voto de los encuestados, pasando de 32% en julio, a 33% en agosto.

El candidato por el Partido Colorado (PC), Pedro Bordaberry, presentó un descenso de tres puntos en la intención de voto para su partido, y pasó de 14% en julio a 11% en agosto.

El Partido Independiente presentó un aumento de un punto entre julio y agosto, pasando de 2% en la intención de voto para su partido a 3%.

Según la encuesta, 1% de los encuestados respondió que votaría a otros partidos, 7% votaría en blanco o anulado y 3% respondió que aún no sabe.

En caso de que hubiera balotaje entre Tabaré Vázquez y Lacalle Pou en noviembre, 48% de los encuestados respondió que votaría al candidato por el FA, 44% respondió que elegiría al candidato del PN y 8% se encuentra indeciso.

En el caso de que el balotaje se diera entre Tabaré Vázquez y Pedro Bordaberry, las chances para el candidato por el FA aumentan, con 51% en la intención de voto, mientras que el candidato por el PC registró 37%.