Quito. Al menos nueve exministros de Rafael Correa y más de una veintena de funcionarios han sido glosados durante la administración de Pablo Celi al frente de la Contraloría General del Estado, acciones con las que pretende recuperar US$490 millones, según la información que fue publicada por el organismo de control en su rendición de cuentas.

Las dos últimas –del 19 de febrero de 2018 y que suman US$34 millones– corresponden a la empresa pública Tame EP, por las pérdidas generadas en el arrendamiento de aeronaves; entre ellas, un Airbus que fue utilizado para cubrir la ruta hacia Nueva York.

De esos exámenes especiales se establecieron responsabilidades civiles en contra de los miembros del directorio: los exgerentes Rafael Farías Pontón y Fernando Guerrero; los exministros María de los Ángeles Duarte y Freddy Ehlers; y el entonces subsecretario general de Senplades, Pabel Muñoz.

Muñoz, quien ahora es asambleísta, señaló que esos informes son una “forma de acallar voces distintas”. Manifestó que al no contar con todos los documentos de la Contraloría más bien “el que espera respuestas es él”, pues aseguró que no cuenta con las notificaciones formales. No obstante, anunció que impugnará.

María de los Ángeles Duarte también consta en otras dos glosas, que juntas representan US$111,1 millones y que constan en las resoluciones del 9 de febrero de este año.

Allí se observan las adendas que incrementaron los costos de construcción de la ruta Collas, también conocida como el acceso norte del aeropuerto de Quito, en Tababela.

A los exministros de Finanzas Patricio Rivera y Fausto Herrera, el 2 de febrero pasado, la Contraloría les ratificó responsabilidades civiles por US$77,2 millones, por financiar con bonos las pensiones jubilares del IESS.

El 27 de este mes, el organismo de control también ratificó una glosa por US$41 millones en contra de la exministra del Ambiente y actual asambleísta Marcela Aguiñaga, por la negociación de terrenos del parque Samanes, en Guayaquil.

Por el campo Singue, también hay una glosa de US$5,2 millones en contra del exvicepresidente Jorge Glas, de cuando se desempeñó como ministro coordinador de Sectores Estratégicos, y de los exministros de Hidrocarburos Carlos Pareja Yannuzzelli, Wilson Pástor y José Icaza.

Solo en esos casos, las glosas suman US$268,8 millones.

Sin embargo, en la intervención de una hora y quince minutos que Celi dedicó a su rendición de cuentas, el pasado miércoles, señaló otras glosas que incrementan el monto de perjuicio al Estado. Citó, además: US$126 millones por irregularidades en el poliducto Pascuales-Cuenca; US$80 millones, en el bloque 3 Machala Power, y US$15 millones, en Gamavisión.

El contralor subrogante informó que la predeterminación de glosas fue de US$1.150 millones en el 2017 . Las notificaciones están en plena ejecución.