Naciones Unidas. Los migrantes soportan la mayor parte del peso de la discriminación en todo el mundo y una controvertida ley de Arizona es el tipo de legislación política que podría abrir la puerta a los abusos a los derechos humanos, dijo este lunes un investigador de la ONU.

"Si tienes a cualquier grupo específico (...) sujeto a las formas contemporáneas más insidiosas de discriminación racial, entonces esos son migrantes", dijo el relator especial de la ONU sobre formas contemporáneas de racismo y xenofobia, Githu Muigai.

"En muchas partes del mundo hoy, los inmigrantes soportan el peso de la intolerancia xenófoba", dijo Muigai, un abogado keniano, a reporteros.

"Esto es cierto en Estados Unidos, al igual que en Europa, como de hecho lo es en muchas partes del mundo", agregó.

El citó el ejemplo de la ley de estado de Arizona en Estados Unidos, que exigirá a la policía durante una detención legal el determinar la situación de cualquiera que sospechen se encuentra en el país de manera ilegal.

Esa ley, sujeto de una feroz batalla legal en el sistema judicial de Estados Unidos, ha sido revisada y criticada en todo el mundo, parcialmente debido a preocupaciones de que aliente a la discriminación racial.

Muigai dijo que no hay nada que prohíba a los países implementar "una política de inmigración justa, abierta y transparente". Pero la ley de Arizona es algo diferente.

El dijo que "equipa a las policías (...) con poderes tan grandes que llega a comprometer -desde mi punto de vista- el mismo fundamento de los derechos humanos que debe disfrutarse en una manera culminada en partes del mundo como Arizona.

"Lo que encuentro difícil (...) de reconciliar es la estigmatización, el negativo estereotipo que acompaña a la discriminación racial", dijo Muigai, agregando que "un apolítica de inmigración que no responda a criterios mínimos de la Corte Internacional de Derechos Humanos y a normas que son inherentes (...) sospecho", agregó.

Un juez de distrito de una corte federal de Estados Unidos puso en espera partes clave de la ley estatal conocida como SB 1070, afirmando que los temas de inmigración son de responsabilidad federal", afirmó.