La Fiscalía de Perú abrió una investigación preliminar contra el ex presidente Alan García por la presunta comisión del delito de enriquecimiento ilícito, luego de que se revelara que compró una casa por US$ 830.000.

Medios locales señalaron que la investigación durará 30 días y comenzó con la solicitud de los reportes crediticio y migratorio de García, quien gobernó Perú en los períodos 1985-1990 y 2006-2011.

En la resolución que informa sobre el inicio de la investigación se mencionó que "se cuenta con datos que revelarían un incremento en el patrimonio" del ex gobernante y que existe el indicio de que el origen de los fondos empleados para la compra "no se encontraría debidamente justificado".

La Fiscalía pedirá a la Superintendencia de Banca, Seguros y Administración de Fondos y Pensiones un reporte de la posición crediticia de García, quien declaró que adquirió el inmueble con ingresos propios y un crédito bancario.

El fiscal de la Nación, José Peláez, dispuso que se recabe el reporte del investigado, así como el título de la compra-venta y el testimonio de escritura de la casa.

Explicaciones de García. Tras conocerse esta información, García ofreció una rueda de prensa en la que mostró documentos de los ingresos que ha obtenido en los últimos 18 meses por un total de 3.352.000 soles (US$ 1.314.509).

El ex Mandatario aseguró que ese dinero es producto de su trabajo "académico, intelectual y como escritor" y detalló que por una serie de conferencias que ha dado en todo el mundo ha percibido 2.120.000 soles (US$ 831.372).

Además detalló que obtuvo otros ingresos por su pensión como ex Presidente, su trabajo en la universidad privada de San Martín de Porres y la publicación de tres libros.

"El ladrón cree a todos de su misma condición y el incapaz cree que solamente se puede vivir estirando la mano al Estado", enfatizó García.

El también líder del Partido Aprista Peruano (PAP) aseguró, sin embargo, que la investigación que se le ha abierto "fortalece la democracia y transparenta el sistema político al cual los ciudadanos ven con mucha desconfianza".

"Creo que todos los políticos, en adelante, deben mostrar sus ingresos y demostrar que se adecúan a los bienes que tienen", dijo.