Disparos de civiles armados, ajenos a la autoridad y a la disidencia magisterial, son parte de las líneas de investigación que agota la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre los enfrentamientos y el tiroteo en Nochixtlán, Oaxaca, el pasado 19 de junio, que dejaron un saldo de ocho muertos.

En una reunión que sostuvo con legisladores federales, el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, detalló que trabajan en establecer “si hubo o no tiradores desde alguno de los hoteles; si los elementos de la Policía Federal se habrían hospedado en algún hotel, como se ha señalado, propiedad de algún familiar de funcionarios de Nochixtlán”.

También “si hubo infiltrados entre personas de la comunidad que habrían disparado primeramente contra los policías federales. Y si los policías federales no observaron los protocolos de actuación y dispararon sin intentar dialogar con las personas”.

Se indaga a posibles infiltrados y tiradores. Afirma el ombudsman nacional que ya solicitó las pruebas periciales en balística; Oaxaca se negó a cooperar.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, informó al Congreso de la Unión que trabaja un sinnúmero de líneas de investigación del enfrentamiento ocurrido en Nochixtlán, entre ellas la existencia de infiltrados y tiradores civiles, por lo que solicitó ya los periciales balísticos realizados.

Durante la reunión pública que sostuvo con senadores y diputados integrantes de la Comisión Especial de Seguimiento a los hechos ocurridos en Nochixtlán, hace un mes, reveló que la Comisión Nacional de Seguridad le entregó ya la información requerida sobre la decisión de aplicar un operativo, el diseño que se hizo, los protocolos de actuación que siguieron y si los elementos policiacos se apegaron a los estándares internacionales en esas acciones.

De igual forma, el ombudsman nacional criticó los afanes de desacreditar a la CNDH, a pesar de que ha estado presente en Nochixtlán desde el día de los enfrentamientos y ha contado con el respaldo de los líderes de la comunidad para hacer su trabajo, pues expresó “ha habido voces, también debo decirlo, que han querido desacreditarnos, ¿cómo?, por ejemplo, que somos infiltrados de la PGR. Eso no ayuda a las instituciones y no ayuda a la investigación. No se trata de colgarnos ningún mérito, sino de cumplir el trabajo”.

Señaló que la única autoridad que se negó a entregarle información fue la Fiscalía General de Oaxaca.

González Pérez reveló que existe un “sinnúmero” de líneas de investigación, pero se centró en nueve, entre ellas “es si hubo o no tiradores desde alguno de los hoteles; si los elementos de la Policía Federal se habrían hospedado en algún hotel, como se ha señalado, propiedad de algún familiar de funcionarios de Nochixtlán; que si hubo infiltrados entre personas de la comunidad que habrían disparado primeramente contra los federales”.

Excélsior publicó hace dos semanas que en las pruebas balísticas realizadas por las autoridades en Oaxaca, mostraron calibres distintos a los utilizados por los cuerpos policiacos que participaron en el enfrentamiento.

Interrogado sobre estos resultados, dijo que ya solicitó los periciales balísticos.

El presidente de la CNDH informó que lleva 502 actas circunstanciadas, entre quejas y testimonios tanto en Asunción Nochixtlán, Sinaxtla, San Pedro Ñumi, Tamazulapan, Huajuapan de León y en la propia capital de Oaxaca.

La comparecencia registró un momento incómodo cuando Fidel Demédicis (PRD) expresó críticas al trabajo de la CNDH, a la cual acusó de no atender las demandas contra la Reforma Educativa, a lo cual González Pérez dijo que eso le compete a la Corte.

Iglesia pide una justa Reforma Educativa. La Iglesia católica pide una “reforma más integral y justa para todos” en materia educativa, y llama a abrir espacios para que gobierno y sociedad, conjuntamente, decidan, de modo realista, los pasos a seguir en este terreno.

A través de un comunicado, la Conferencia del Episcopado Mexicano respalda que los maestros tienen derecho a pedir mejoras en condiciones de trabajo, sin embargo, los exhorta a que “defiendan el ejercicio de su vocación, ante cualquier otro valor o interés”.

Es decir, que las luchas sindicales y gremiales “deben encontrar caminos mucho más creativos y propositivos”, pues dejar a un niño sin clases es un gran contrasentido para participar en marchas y paros laborales.

Propone que “es urgente utilizar la pedagogía de la compasión, que parte de la comprensión y promoción del otro, para resolver conflictos o adversidades”.

La CEM también hace un llamado al gobierno federal. Señala que reconoce que la Reforma Educativa tiene aspectos positivos empero hay puntos “que pueden mejorarse, como primer paso en el largo camino que debemos recorrer para alcanzar niveles educativos más dignos”.

Es necesario escuchar y analizar los cambios que requiera la Reforma Educativa para que sea, en efecto, una reforma más integral, bajo “la aportación virtuosa de todos”, añade.