El alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, reportó cifras concretas de la feroz ola invernal en la ciudad.

El mandatario capitalino dio a conocer que son más de 1.900 las familias damnificadas por los fuertes aguaceros.

En La FM, Moreno indicó que son más de 10.000 las personas que se han visto perjudicadas.
Al hablar de los puntos críticos, el burgomaestre señaló que Usaquén, San Cristóbal y Ciudad Bolívar son las localidades más afectadas.

Finalmente, impartió órdenes para la atención de la población del Divino Niño (Ciudad Bolívar), donde se presentó un deslizamiento de tierra y rocas y afectó varias viviendas.