Teherán. El líder supremo de Irán, ayatolá Ali Khamenei, advirtió este viernes que su país responderá a las sanciones de Occidente contra su crudo y a cualquier amenaza de ataque, luego de que reportes indicaron que el secretario de Defensa estadounidense dijo que temía una posible ofensiva israelí pronto.

El desafiante discurso de Khamenei para conmemorar el aniversario de la Revolución Islámica de 1979 fue la primera respuesta directa al endurecimiento de la postura occidental en las últimas semanas para forzar a Teherán a abandonar su programa nuclear.

"Amenazando a Irán y atacando a Irán perjudicarán a América (...) Las sanciones no tendrán ningún impacto en nuestra determinación a continuar nuestro camino nuclear", dijo a los fieles en un discurso transmitido en vivo por la televisión estatal.

"En respuesta a las amenazas de embargo petrolero o de guerra, nosotros vamos a imponer nuestras propias amenazas en su debido momento", advirtió. "No temo decir que vamos a apoyar o a colaborar con cualquier grupo o nación que quiera confrontar y luchar contra el régimen sionista (Israel)", agregó.

Reportes de medios estadounidenses dijeron que el secretario de Defensa, Leon Panetta, cree que hay una creciente posibilidad de que Israel ataque a Irán tan pronto como en abril para impedir que construya una bomba nuclear.

El Washington Post reportó primero el jueves que Panetta estaba preocupado ante la creciente probabilidad de que Israel lanzara un ataque en los próximos meses. CNN confirmó el informe, citando a un destacado funcionario del Gobierno de Barack Obama que se negó a ser identificado.

"Panetta cree que hay una fuerte probabilidad de que Israel ataque a Irán en abril, mayo o junio, antes de que Irán entre en lo que los israelíes describieron como una 'zona de inmunidad' para comenzar a fabricar una bomba nuclear", escribió el columnista David Ignatius.

"Muy pronto, los israelíes temen que los iraníes tendrán almacenado suficiente uranio enriquecido en sitios subterráneos para hacer un arma, y entonces sólo Estados Unidos podría detenerlos militarmente", agregó.

Panetta y el Pentágono se negaron a hacer comentarios sobre el reporte del Post.

"Dolorosas y paralizantes". Khamenei dijo que cualquier ataque militar de Estados Unidos contra Irán terminará perjudicando a Washington y que las "dolorosas y paralizantes" sanciones occidentales sólo aumentarán la resistencia de Irán.

El líder señaló que el objetivo de las sanciones era castigar a "la República Islámica por el Islam".

"Esas sanciones nos van a beneficiar. Nos van a hacer más resistentes (...) Más presiones impuestas significan más autosuficiencia para Irán", añadió.

Israel, que se cree ampliamente que tiene el único arsenal nuclear de Oriente Medio, ve los proyectos de enriquecimiento de uranio de Irán como una amenaza a su existencia y no ha descartado el uso de la fuerza para evitar que Teherán adquiera armas atómicas.

El Post dijo que la postergación de un ejercicio militar conjunto entre Estados Unidos e Israel que había sido programado para esta primavera podría señalar la probabilidad de un ataque israelí.

Irán ha amenazado varias veces con cerrar el Estrecho de Ormuz, una vía vital para las exportaciones de petróleo, si las sanciones le impiden vender su crudo, una medida que Washington ya dijo que no tolerará.

El jefe de inteligencia militar israelí, el mayor general Aviv Kochavi, estimó el jueves que Irán podía hacer cuatro bombas atómicas si sigue enriqueciendo el uranio que ya tiene almacenado y que podría producir la primera en sólo un año si se decidiera a hacerlo.