Ankara. El ministro de Relaciones Exteriores de Irán advirtió este jueves a los vecinos árabes de su país que no se vieran arrastrados a una "postura peligrosa" al tomar partido con Washington en la creciente disputa sobre el programa nuclear de Teherán.

Irán ha amenazado con bloquear el Estrecho de Ormuz, por donde transita un tercio del petróleo mundial transportado por vía marítima, si Occidente sigue adelante con las medidas para vetar sus exportaciones de crudo, lo que avivó los temores de un conflicto que podría involucrar a Oriente Medio.

Teherán, que rechaza las acusaciones de que busca desarrollar armas atómicas, expresó su irritación esta semana cuando Arabia Saudita dijo que podría aumentar rápidamente su producción de petróleo para sus clientes, algo que podría ser necesario en caso de que las exportaciones iraníes sean vetadas.

Ali Akbar Salehi, ministro iraní de Relaciones Exteriores, hizo una aparente referencia a la alianza de los vecinos árabes de la república islámica con Estados Unidos, que posee una enorme flota en el Golfo Pérsico y ha afirmado que se encargará de mantener Ormuz abierto.

"Pido a los países de la región que por favor no se dejen arrastrar a una postura peligrosa", afirmó Salehi durante una visita a Turquía, citado por la cadena local NTV.

El ministro agregó que Estados Unidos debería dejar en claro que está abierto a sostener negociaciones con Teherán sin condiciones, aludiendo a una carta que Irán dijo haber recibido del presidente estadounidense, Barack Obama, sobre la situación en el Estrecho de Ormuz cuyo contenido no ha sido divulgado.

"El señor Obama envió una carta a funcionarios iraníes, pero Estados Unidos debe dejar en claro que tiene buenas intenciones y debería expresar que está listo para mantener negociaciones sin condiciones", aseveró el funcionario.

"En público ellos muestran fuerza pero tras las cortinas nos piden que nos sentemos a dialogar. Estados Unidos tiene que aplicar una estrategia honesta y segura para que tengamos la noción de que esta vez es serio y está listo", aseveró Salehi.

Potencias esperan compromiso. Estados Unidos, al igual que otras naciones de Occidente, dice que está preparado para dialogar con Irán, pero sólo si la república islámica acepta discutir la suspensión de sus labores de enriquecimiento de uranio.

Funcionarios occidentales dicen que Irán ha estado solicitando negociaciones "sin condiciones" como una táctica para retrasar el proceso diplomático sin comprometer su programa nuclear.

Con los ministros de la Unión Europea preparándose para aprobar un embargo gradual a las importaciones de crudo de Irán en una reunión el 23 de enero, Salehi dijo el miércoles que Teherán estaba en contacto con las potencias de Occidente para reanudar las negociaciones, las cuales han estado suspendidas durante un año.

Washington y la UE desmintieron la afirmación, diciendo que aún están a la espera de que Irán demuestre seriedad en el proceso diplomático abordando las preocupaciones mundiales de que intenta desarrollar armamento nuclear bajo la fachada de un programa civil de energía atómica.

Diplomáticos de la Unión Europea anunciaron el miércoles que sus gobiernos lograron un principio de acuerdo para congelar los bienes del Banco Central de Irán, además del planeado embargo al productor de crudo, pero que aún no alcanzaron una decisión sobre cómo proteger al comercio no petrolero de las sanciones.