Teherán. Irán está preparado para reanudar las conversaciones sobre su programa nuclear, pero quiere demorar las negociaciones durante varias semanas para castigar a Occidente por imponer nuevas sanciones, dijo el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad.

Ahmadinejad dijo que su país estará listo para regresar a las conversaciones para la segunda mitad del festival musulmán del Ramadán, a fines de agosto.

"Es un castigo para enseñarles una lección, para que sepan cómo mantener un diálogo con los países", afirmó.

Occidente sospecha que el programa nuclear de Irán está diseñado para producir armas nucleares, aunque Teherán dice que sólo busca combustible y usos medicinales.

Cuando se lo consultó sobre qué haría Irán si sus buques fueran inspeccionados, el presidente enfatizó: "Si cometen el más mínimo error, definitivamente tomaremos represalias".