Naciones Unidas. Siria sigue siendo el mayor destino para los envíos de armas iraníes, violando una prohibición de la Organización de Naciones Unidas (ONU) a la república islámica para realizar este tipo de exportaciones, según un informe confidencial sobre el incumplimiento de las sanciones por parte de Teherán.

Irán, junto con Rusia, es uno de los pocos aliados de Siria a 14 meses de iniciarse una revuelta opositora que busca derrocar al presidente Bashar al-Assad.

El informe se conoce mientras Teherán y la agencia nuclear de la ONU intentan reducir sus diferencias sobre cómo abordar las preocupaciones por el programa atómico de Irán.

La república islámica se prepara para iniciar nuevas conversaciones sobre el tema con los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania, la próxima semana en Irak.

El nuevo reporte, presentado al Consejo de Seguridad por un panel de expertos en la vigilancia de las sanciones de Irán, dijo que el cuerpo investigó tres grandes cargamentos ilegales de armas iraníes en el último año.

"Irán ha continuado desafiando a la comunidad internacional a través de los envíos ilegales de armas", detalló el reporte. "En dos de estos casos estaba involucrado (Siria), al igual que en la mayoría de los casos examinados por el grupo durante su mandato anterior, lo que subraya que Siria continúa siendo parte central para la transferencia de armas ilícitas iraníes".

El tercer envío involucró cohetes que Gran Bretaña manifestó el año pasado se dirigían a combatientes talibanes en Afganistán.

"El panel recomienda la designación (en una lista negra) de dos entidades relacionadas con estas prohibiciones", especificó. "El informe también toma nota de la información relativa a los envíos de armas por parte de Irán hacia otros destinos", agregó.

Diplomáticos declararon que el borrador del informe realizado por el panel podría ser cambiado por parte del comité de sanciones contra Irán del Consejo de Seguridad de la ONU, antes de su presentación ante el propio consejo.

No está claro cuánto tiempo le tomará al comité aprobar el informe para el Consejo de Seguridad. Un reporte realizado el año pasado por un panel de expertos sobre Irán nunca se hizo público debido a que Rusia bloqueó su publicación.

El informe también examina los intentos de Irán para eludir las sanciones sobre su programa nuclear, pero señaló que las cuatro rondas de medidas punitivas que el Consejo de Seguridad impuso a Irán entre el 2006 y el 2010 están teniendo un impacto.