Sofia. Irán negó el jueves las acusaciones de Israel de que Teherán estaba detrás de un atentado suicida contra un autobús de turistas en la ciudad búlgara de Burgas donde murieron cinco isralíes.

"Las afirmaciones infundadas de líderes del régimen sionista sobre acusaciones contra Irán por su posible participación en el incidente de la explosión de un autobús con turistas israelíes en Burgas es un método familiar del régimen sionista, que un objetivo político, y es una señal de la debilidad (...) de los acusadores", dijo en un comunicado la embajada iraní en Sofía.

Israel responsabilizó al grupo extremista Hezbolá, respaldado por Irán, por el atentado suicida del miércoles contra un autobús de turistas israelíes, en el que murieron ocho personas.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo que Irán, el archienemigo del Estado judío, estaba detrás del atentado y que "Israel reaccionará potentemente contra el terror iraní".