La Paz. "Durante las reuniones y visitas que hemos tenido, según la topografía de Bolivia, hemos llegado a la conclusión de que tiene muy buena capacidad para la construcción de represas y podríamos ampliar nuestra cooperación al respecto. Hemos otorgado una línea de crédito de 200 millones de euros a Bolivia, y si vamos a otorgar más crédito lo vamos a aprovechar en la construcción de represas”. Así lo indicó el viceministro de Asuntos Exteriores para América de la República Islámica de Irán, Behrooz, quien visita Bolivia.

El personero reafirmó los lazos diplomáticos entre ambas naciones y destacó que Irán es el tercer país en el mundo en la construcción de represas, con 430 en su territorio. Una de ellas destaca porque produce 1.000 megavatios de electricidad.

Además, recordó que Irán apoya en la construcción de las instalaciones de un canal de televisión en Bolivia. “Ya está en las últimas fases (...) Vamos a ayudar a Bolivia para que tenga medios de comunicación masiva independientes”.

Irán produce, según el viceministro iraní, 1,5 millones de vehículos cada año y fabrica dos tipos de carros con baterías de litio.

“Uno de ellos tiene un alcance de 400 kilómetros y si queremos ampliar eso a futuro, se requiere cooperaciones más estrechas al respecto. Bolivia cuenta con las reservas más altas de litio y en el mundo nosotros gozamos de muy buenas experiencias, por lo que podemos tener cooperaciones más estrechas entre ambos países”, comentó la autoridad islámica.

Dijo que ya hubo negociaciones al respecto y que la visión es que las ganancias sean para ambas partes.

“El proceso de la fabricación e industrialización de litio debería ser dentro de Bolivia, nos gustaría que Bolivia tenga el valor agregado de sus materias primas en el país”.

Al ser consultado sobre la instalación de una planta nuclear en el país, manifestó que le gustaría, pero que no se conversó sobre esa posibilidad.

“Esperamos que algún día Bolivia tenga más de 10 centrales nucleares, dependerá de la voluntad de sus líderes. Aunque todavía no se habló respecto a ese tema”, dijo el viceministro Kamalvandi.

Más ayuda en ganadería y agricultura
Behrooz Kamalvandi, viceministro de Asuntos Exteriores para América, de la república islámica de Irán, estuvo ayer en Achacachi para visitar una de las tres plantas procesadoras de leche que fueron construidas por empresas israelíes.

Allí comentó que existen posibilidades de cooperación en diferentes áreas, por ejemplo en ganadería y agricultura. “Podemos tener buenas cooperaciones, por las posibilidades de terreno y el agua que tienen”.

También dijo que está previsto que ambos países trabajen en un “centro de geociencia” o centro de datos geológicos en Bolivia.

Se ajustan, además, todos los programas económicos entre ambos países, con base en la experiencia de Irán en la optimización de los subsidios.

Tras visitar y tener una presentación en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), manifestó que “deberíamos tener o encontrar un camino para el intercambio de becas” para afianzar temas culturales y técnicos.