Teheran. Irán rechazó este martes una oferta del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, de dar asilo a una mujer iraní condenada a morir apedreada, dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La sentencia impuesta sobre Sakineh Mohammadi Ashtiani por una relación extramarital, que ella niega, ha causado la ira de grupos defensores de los derechos humanos y provocado protestas internacionales.

Teherán suspendió la sentencia, que está a la espera de una revisión por parte de la justicia del país, pero aún podría cumplirse.

Lula llamó al presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, el mes pasado para pedirle que le permitiera a Brasil dar refugio a Mohammadi Ashtiani.

"De lo que sabemos del señor da Silva, tiene un carácter humano y sensible y probablemente no se le ha dado suficiente información", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Ramin Mehmanparast, en una rueda de prensa.

"Podemos dar detalles de los crímenes de esta persona, que ha sido condenada, y creo que el tema será aclarado para él (Lula)", afirmó Mehmanparast.

Acercamiento. Irán y Brasil se han acercado este año luego de que el país sudamericano y Turquía mediaron un acuerdo de intercambio de combustible nuclear con Irán en el marco de la polémica por el enriquecimiento de uranio, que Occidente teme que sea la cubierta para el desarrollo de una bomba nuclear.

Teherán rechaza la acusación y asegura que sólo quiere energía atómica para generar electricidad.

El asesinato, el adulterio, la violación, el asalto a mano armada, la apostasía y el narcotráfico son todos delitos castigables con pena de muerte, según la ley sharia de Irán, vigente desde la revolución islámica de 1979.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional dijo que Mohammadi Ashtiani fue condenada en el 2006 por tener una "relación ilícita" con dos hombres y recibió 99 latigazos como castigo.

La agrupación afirmó que, pese a eso, la mujer fue condenada posteriormente por "adulterio mientras estaba casada", lo que ella negó, y fue sentenciada a muerte por apedreo.

Amnistía Internacional listó a Irán como el segundo ejecutor más prolífico en el 2008 después de China y dijo que ejecutó a 346 personas en el 2008.

Las autoridades de Irán desestiman los cargos de abusos a los derechos rutinariamente, afirmando que siguen la ley sharia islámica.