Teherán. Irán presentará una queja ante Naciones Unidas por lo que ve como una amenaza de ataque con armas nucleares de parte del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el domingo el Ministerio de Relaciones Exteriores iraní.

Obama aclaró la semana pasada que Irán y Corea del Norte estaban excluidas de los nuevos límites sobre el uso de armas atómicas de Estados Unidos, algo que Teherán interpretó como una amenaza de ataque con bombas nucleares de parte de un adversario de largo tiempo.

"La reciente declaración del presidente estadounidense (...) intimida implícitamente a la nación iraní con el despliegue de armas nucleares", dijo el líder supremo ayatolá Ali Khamenei, en una reunión televisada con funcionarios militares y de seguridad.

"Esta declaración es muy extraña y el mundo no debe ignorar que en el siglo XXI, que es la era de apoyo a los derechos humanos y la campaña contra el terrorismo, el líder de un país esté amenazando con una guerra nuclear", afirmó.

El portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Ramin Mehmanparast, dijo a la agencia semi oficial de noticias Fars que Irán presentará una queja formal ante Naciones Unidas, una medida respaldada por una carta firmada por 255 de los 290 del Parlamento de la república islámica.

Obama está presionando a otras potencias mundiales para que accedan a una cuarta ronda de sanciones de la ONU contra Irán por su negativa a detener las obras nucleares, que Occidente sospecha están dirigidas a la fabricación de bombas atómicas, una acusación Teherán rechaza.

Sistema defensivo. Reflejando los temores de un ataque contra sus instalaciones nucleares de parte de Estados Unidos o su aliado más cercano en Oriente Medio, Israel, el ministerio de Defensa dijo que Irán comenzó a producir un prototipo de un avanzado sistema de misiles antiaéreos.

"El sistema de defensa Mersad (...) puede destruir aeronaves modernas en rangos bajos y medianos de altitud", dijo la agencia de noticias ISNA citando al ministro de defensa, Ahmad Vahidi.

"La producción masiva de este producto ha comenzado y durante el curso del presente año una gran cantidad de ellos será entregado a nuestras fuerzas armadas", afirmó.

Irán también está instando a Rusia a que resista a las presiones de las potencias occidentales para que no le entregue el sistema de defensa antimisiles S-300 que ordenó la República Islámica.

El viernes, el presidente Mahmoud Ahmadinejad dijo que el programa nuclear de Irán era "irreversible" pese a los límites sobre la importación de tecnología extranjera y reveló un prototipo de centrífuga mejorada que podría enriquecer uranio más rápido que cualquiera de los modelos existentes.

Analistas occidentales dicen que Irán ha exagerado los avances en el programa nuclear en el pasado para fortalecer el orgullo nacional por su programa nuclear y para mejorar su posición de negociación con las grandes potencias.

El jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán restó importancia a la idea de que Irán enfrente grandes obstáculos técnicos.

"El tema nuclear de Irán no es un tema técnico (...) No tenemos prisa. La segunda generación de centrífugas será masa procesada en los próximo meses (...) en un año en el que tendremos el prototipo de cascadas de tercera generación", dijo Ali Akbar Salehi a ISNA.