Teherán. Irán suspendió una sentencia a muerte contra una mujer que se hallaba en el centro de una fuerte polémica por la práctica del apedreamiento, dijo este lunes un miembro del Parlamento, citado por una agencia de noticias local.

La sentencia de apedreamiento por adulterio contra Sakineh Mohammadi Ashtiani fue suspendida el año pasado tras la condena de varios gobiernos, pero la mujer aún afrontaba una condena a muerte por ahorcamiento por ser considerada cómplice en el asesinato de su marido.

En una carta a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el jefe de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento, Zohre Elahian, afirmó que la condena a muerte por ahorcamiento también había sido suspendida debido a los pedidos de los hijos de la acusada.

"Aunque la sentencia de apedreamiento aún no ha sido finalizada, la sentencia de ahorcamiento ha sido suspendida debido al indulto (de sus hijos)", indicaba una carta del legislador, de acuerdo a la agencia de noticias IRNA.

Ashtiani afronta una condena de 10 años de cárcel, dijo Elahian. Fue arrestada en 2006.

El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva ofreció asilo a Ashtiani en julio, provocando un vergonzoso rechazo público de Irán, que dijo que el ex gobernante tenía un "carácter sensible y humano" pero no estaba al tanto de todos los hechos.

Brasil posee lazos cercanos con Irán e incluso intentó mediar un acuerdo nuclear el año pasado, que fue rechazado por las potencias de Occidente.

Dos reporteros del semanario alemán Bild am Sonntag se encuentran detenidos en Irán desde octubre por entrevistar al hijo de Ashtiani sin permiso oficial, destacando la controversia sobre el caso.

Bajo la ley islámica que se aplica en Irán desde 1979, el adulterio puede ser castigado con la muerte por apedreamiento y crímenes como asesinato, violación, robo armado, apostasía y narcotráfico conllevan sentencia a muerte por ahorcamiento.