Teherán. En declaraciones emitidas en televisión, el ministro iraní de Exteriores, Mohammad-Javad Zarif, confirmó que su país retomará las conversaciones con las potencias mundiales con capacidad nuclear tras reunirse el viernes recién pasado con la jefa de la política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, al margen de la Conferencia de Seguridad de Munich.

Diversos analistas internacionales estiman que dichas conversaciones deberían efectuarse a mediados de febrero en Nueva York con el objetivo de alcanzar un acuerdo final sobre el problema nuclear iraní.

El 20 de enero Irán y las potencias, o el grupo P5+1, compuesto por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, comenzó la implementación del primer paso del acuerdo provisional de Ginebra alcanzado el 24 de noviembre de 2013.

Según el acuerdo, Irán suspendió el enriquecimiento de uranio al 20% e inició el proceso de dilución y oxidación de su reserva de 196 kilogramos de uranio enriquecido al 20%, a cambio de un levantamiento parcial de las sanciones aplicadas contra sus sectores de energía y finanzas.