Teherán. El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, recibió a su cercano aliado latinoamericano, Hugo Chávez, este martes acogiendo el apoyo que le ha brindado el presidente venezolano frente a la presión ejercida por potencias occidentales sobre la república islámica.

Ambos líderes son vistos con recelo por Estados Unidos, quien buscó sanciones más duras contra Irán a causa de su programa nuclear, el cual ha sido cuestionado por Washington que teme que pueda llevar al desarrollo de una bomba.

Los mandatarios de los dos países exportadores de petróleo inspeccionaron una guardia de honor antes de iniciar sus conversaciones que, según la prensa iraní, buscan impulsar la cooperación en el sector de petróleo, gas y petroquímicos.

"La postura progresiva y fraterna de Venezuela en condenar las sanciones contra Irán impuestas por potencias intimidadoras es indicativo de los profundos y firmes lazos entre ambos países", dijo Ahmadinejad, según lo citó la agencia estudiantil de noticias ISNA.

Chávez realiza una gira de 10 días por Europa y Oriente Medio y durante su paso por Rusia este viernes aseguró un acuerdo para construir la primera planta nuclear en Venezuela.

Un reactor ruso tiene previsto comenzar a suministrar energía nuclear de Irán a inicios del próximo año, en un avance en tecnología atómica que Teherán dice le permitirá exportar más de sus combustibles fósiles. Irán niega estar buscando una bomba nuclear.