Pasar al contenido principal
Israel afirma que tentativa palestina para ser miembro de la ONU no se aprobará
Domingo, Septiembre 18, 2011 - 14:08

"Su intento por ser aceptado como un miembro de la ONU fracasará, pues debe pasar por el Consejo de Seguridad", comentó Netanyahu al inicio de una reunión con el gabinete israelí.


Nueva York, Andina. La apuesta de los palestinos para convertirse en un estado miembro de las Naciones Unidas no será exitosa, dijo hoy el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien prevé que no será aprobada por el Consejo de Seguridad.

"Su intento por ser aceptado como un miembro de la ONU fracasará, pues debe pasar por el Consejo de Seguridad", comentó Netanyahu al inicio de una reunión con el gabinete israelí.

"El fallo respecto a su membresía en la ONU pasa por este consejo. Estoy convencido de que, como resultado de las operaciones entre Estados Unidos, que trabaja con nosotros en una estrecha cooperación y como resultado de las acciones de otros gobiernos, el intento fracasará".

Los palestinos "hacen todo lo posible para frustrar las negociaciones directas de paz", dijo Netanyahu.

"Deben entender que a pesar de su intento actual de rodear las negociaciones dirigiéndose a las Naciones Unidas, la paz sólo se alcanzará a través de la negociación directa", añadió, en declaraciones que recoge CNN.

Actualmente, el territorio palestino tiene un estatus de observador; sus delegados pueden hablar en la Asamblea General de la ONU, pero no pueden votar.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijo este viernes en un discurso a su pueblo que buscará la membresía en la ONU: "Queremos un asiento en las Naciones Unidas y nada más", dijo.

Un voto a favor en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no llevaría al establecimiento de un Estado Palestino, pero les permitiría actualizar su estatus internacional, lo que significa que podrían emprender acciones legales contra Israel.

Hamas, la organización palestina que controla Gaza, advirtió a Abbas no dar ese paso, al asegurar que esto significaría reconocer y negociar con Israel, lo que "privaría a los palestinos de su derecho de regresar a casa".

"Les estamos advirtiendo no ir", dijo el máximo funcionario de Hamas, Mahmoud al-Zahar. "Esto provocará más divisiones entre el pueblo palestino".

Los palestinos evitaron las conversaciones de paz, dijo Netanyahu, incluso después de que el gobierno israelí, bajo la presión de la ONU, declaró un periodo de 10 meses en los que detuvo la construcción de asentamientos.

El paro terminó en septiembre del 2010. Lo palestinos exigieron el congelamiento como condición para reanudar las conversaciones de paz, pero Israel se negó.

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad son Estados Unidos, China, Francia, Rusia y el Reino Unido.

Estados Unidos ha votado para vetar la aplicación por la membresía ante el Consejo de Seguridad. Sin embargo, las autoridades palestinas también pueden acudir a la Asamblea General, donde sólo necesitaría una mayoría para ganar otro estatus, como el de observador permanente, similar a la posición del Vaticano. Pero el voto a favor no está asegurado.

Netanyahu ha dicho que la Asamblea General no es "el destino declarado de los palestinos", pues con el estatus de observador permanente no tendría el mismo peso e importancia que si se aprobara su membresía como estado.

El mandatario dijo que estará presente en la Asamblea General de las Naciones Unidas esta semana.

"La ONU no es el lugar donde Israel obtiene muchos aplausos", comentó. "Pero es importante que vaya para representar al estado de Israel y para presentar la verdad, y esa verdad es que Israel quiere la paz".

Su aparición ante la ONU tiene dos propósitos, comentó: asegurar que la apuesta de los palestinos no tenga éxito, y presentar la verdad de Israel a la Asamblea General "que creo, es la verdad general, nuestro deseo de paz".

Mientras que estos temas son importantes en cualquier momento, precisó Netanyahu, "son más relevantes actualmente, cuando el Medio Oriente está pasando por una tremenda sacudida, que ha remecido Túnez y Yemen y Libia y Egipto y Siria, y otras partes de la región".

"En estos tiempos necesitamos un gobierno con una política que abogue fuerte y firme por nuestras necesidades de un acuerdo de paz, y estamos dispuestos a entrar en negociaciones por la paz con nuestros vecinos palestinos, si así deciden hacerlo", comentó.

Netanyahu afirmó que cree que "eventualmente, después de que se aclare el aire de los eventos en la ONU, los palestinos tomarán consciencia, eso espero, y abandonarán este rodeo de las negociaciones y se sentarán en la mesa para que nosotros podamos lograr la paz y la seguridad".

Autores

Agencia Peruana de Noticias