Jerusalén. Israel y Estados Unidos no lograron resolver el tema de la ampliación de los asentamientos hebreos en la ocupada Jerusalén durante la visita del primer ministro Benjamin Netanyahu a Washington, dijo este viernes un portavoz.

Una "lista de entendimientos" había sido pactada, pero persisten los desacuerdos sobre los términos para relanzar las negociaciones de paz con los palestinos, dijo el portavoz de Netanyahu, Nir Hefez.

Hefez había declarado anteriormente a la Radio del Ejército que los entendimientos que Israel había alcanzado incluían que la "política de construcción en Jerusalén no cambiaba". Pero luego aclaró que quiso decir que la posición de Israel no ha cambiado, no que Washington estuviese de acuerdo con ello.

En un comunicado enviado a Reuters, Hefez dijo que lo que él había dicho a la radio "estaba relacionado sólo con la posición de Israel y no relaciona en lo más mínimo a la postura de Estados Unidos".

El dio la entrevista antes de una reunión programada para el viernes de miembros de alto rango del gabinete para debatir los gestos propuestos a los palestinos para revivir las negociaciones de paz estancadas desde el 2008.

Hefez dijo que además de los entendimientos alcanzados por Netanyahu en sus tres días en Washington hay que incluir una sesión de 90 minutos con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en a Casa Blanca el miércoles en la que "hubo puntos adicionales aún en desacuerdo".

El gobierne de Obama también objetó los más recientes planes de Israel, incluyendo el de construir 1.600 casas, anunciado mientras él estaba de visita, provocando una nueva controversia este mes.

Israel capturó Jerusalén Este y Cisjordania en una guerra de 1967, y las anezó a la ciudad en una medida que no es reconocida internacionalmente. Los palestinos quieren a Jerusalén Este como capital de su futuro Estado en Cisjordania y la Cisjordania ocupada.