El pasado 7 de mayo de 2010, Itaipú Binacional firmó un convenio con el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) en el cual se comprometen a potenciar un programa denominado “Desarrollo del proyecto: Mejoramiento de las condiciones de aprendizaje, la equidad y la calidad de la educación”.

El convenio fue firmado por los directores paraguayo y brasileño de Itaipú, Gustavo Codas y Jorge Samek, respectivamente, además del entonces ministro de Educación, Luis Riart. En el documento, la binacional se compromete a abonar 16.315.874.100 guaraníes (unos US$3,85 millones) para llevar a cabo el proyecto.

En el mismo convenio, el Ministerio de Educación y Cultura anunció que aportará 121.488.670.460 millones de guaraníes en concepto de contrapartida, para llevar a cabo las mejoras necesarias en vistas al proyecto de modernización de la educación pública.

En el séptimo punto del “Plan de trabajo y condiciones generales” se especifica claramente que el plazo previsto para el desarrollo es de cuatro meses, a partir de la orden de inicio emitida por Itaipú.

Una nota remitida por el propio Riart a Codas, con fecha 29 de marzo de 2010, cuando el proyecto fue presentado oficialmente a la Itaipú, se especificó cuáles son los ejes del programa y la cantidad de dinero que se requiere para el emprendimiento.

De los 16.315.874.100 de guaraníes aportados por Itaipú, según el proyecto, 7.506.057.100 iban a ser destinados a Aulas Temáticas; 7.788.797.000 de guaraníes a Escuelas de frontera; y 1.018.020.000 de guaraníes a la Capacitación docente en competencias lingüísticas.

Tres proyectos. Con las denominadas aulas temáticas, el MEC pretende mejorar las instituciones de enseñanza de Educación Media en áreas urbanas y rurales de los departamentos de Alto Paraná y Canindeyú. Para esto, se proyectó la compra de textos, materiales didácticos y de apoyo, el aprovechamiento del espacio físico y rediseño del aula, entre otros puntos.

En cuanto a las escuelas de fronteras, el documento señala que se pretende mejorar los procesos pedagógicos de gestión de las escuelas de los niveles iniciales y de la EEB.

Además, se proyectó disminuir la brecha entre la desigualdad existente entre las instituciones educativas de la frontera, con la participación de las Asociaciones de Cooperación Escolar (ACES).

Finalmente, para mejorar la capacitación docente en competencias lingüísticas, se impartieron cursos de 122 horas de duración donde se trabajaron textos continuos y discontinuos basados en estándares internacionales.

Las actividades previstas en el proyecto incluida clases presenciales de cuatro a cinco horas, círculos de aprendizaje de cinco horas por módulo, aprendizaje individual de 28 horas por tres módulos y una evaluación de una hora por módulo.

La realidad es otra. A poco menos de dos años de haberse refrendado este millonario convenio entre el MEC e Itaipú, sólo el 39% de los maestros examinados aprobaron los concursos de oposición convocados por el ente estatal para cubrir 7.662 puestos de trabajo.

Aún hay casi 6.600 instituciones (de alrededor de nueve mil) con necesidades de reparación, ampliación u otro tipo de mejoramiento.

La dirigente de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP), Blanca Ávalos, había manifestado que en el Departamento de San Pedro, la construcción de aulas quedó inconclusa, sin ninguna explicación ni esperanzas de que se reanude pronto.

En Lambaré, la Escuela “Coronel Pablo Rojas” tiene 300 alumnos y su directora Juana Emilia Añazco estimó que tienen un déficit de unas 100 sillas. El año pasado recibieron una donación de un centenar de sillas de parte de la comuna local.

Padres de alumnos de escuelas del departamento de Caazapá denunciaron que los kits escolares del MEC llegaron incompletos y que los útiles son de pésima calidad. Dicen que el costo de cada paquete no alcanza G. 10.000 (US$2,2).

La carga de útiles escolares que distribuye el Estado a los alumnos de las escuelas públicas de Paraguay fueron enviados el miércoles último al departamento del Guairá. Sin embargo, los kits también llegaron incompletos.

Padres de familia se quejaron contra el MEC porque los alumnos de la Escuela “Agustín Pío Barrios” de Ayolas, departamento de Misiones, deben comprar pupitres y útiles escolares.

La citada cartera de Estado no hizo llegar hasta ahora los kits escolares en la zona, según confirmó la propia directora del mencionado estamento educativo.

Hay alumnos que siguen dando clases bajo los árboles sin saber cuándo tendrán siquiera un techo para demostrar al mundo que son capaces de ser profesionales en alguna rama y así llegar a ser útiles para la sociedad.