Bogotá. El exjefe negociador de la guerrilla de las FARC, Iván Márquez, pidió este domingo al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que tome acciones para salvar el acuerdo de paz firmado por las partes en 2016.

     "La paz se está hundiendo poco a poco ante la indiferencia o cobardía, cuando el deber moral es salvarla a toda costa como el más trascendental acuerdo logrado por Colombia en las últimas décadas (...) Es hora de liberar las más audaces decisiones. Le pido al presidente Santos que actúe", señaló Márquez en un comunicado.

     Este pronunciamiento se da luego de que el candidato presidencial y exjefe negociador por el gobierno en el proceso de paz con las FARC, Humberto de la Calle, dijera el mismo día que el acuerdo de paz está en peligro.

     De la Calle y Márquez expresaron su preocupación debido a que el diario estadounidense The Wall Street Journal indicó que Estados Unidos adelanta una investigación al exlíder guerrillero por narcotráfico para pedirlo en extradición, al igual que sucedió con el también miembro de las FARC Jesús Santrich.

Márquez, quien tras la captura de Santrich renunció a su curul como senador de la República que obtuvo en el marco del acuerdo de paz, afirmó que el gobierno no debe permitir que los enemigos del referido pacto adelanten montajes que echen abajo lo logrado en las negociaciones después de cuatro años de diálogo para terminar con más de 50 años de guerra.

     De la Calle señaló que, de ser ciertas las acusaciones contra Santrich y Márquez, estos deben ser juzgados en Colombia porque en el marco del acuerdo de paz ellos están comprometidos a decir la verdad a las víctimas sobre lo ocurrido durante los años de guerra en el país andino.

     "El análisis formal propio de la extradición no es lo que conviene. Los colombianos necesitamos conocer, evaluar y juzgar a fondo las acusaciones. Y si son culpables, deben brindar verdad aquí y ser castigados aquí por sus delitos porque, de ser ciertos los hechos, han traicionado a Colombia", dijo el candidato del Partido Liberal.

     Márquez, quien tras la captura de Santrich renunció a su curul como senador de la República que obtuvo en el marco del acuerdo de paz, afirmó que el gobierno no debe permitir que los enemigos del referido pacto adelanten montajes que echen abajo lo logrado en las negociaciones después de cuatro años de diálogo para terminar con más de 50 años de guerra.

     "El gobierno está permitiendo, con pasividad pasmosa, que se continúe sembrando la maleza de los montajes judiciales y la intervención foránea, vulnerando incluso el procedimiento diplomático y el propio ordenamiento constitucional", dijo Márquez en su comunicado.

     Además, pidió a los colombianos que se unan en una voz para defender el acuerdo y no permitir que la guerra regrese.