Lima. Una izquierdista habría sido electa el domingo alcaldesa de la capital de Perú por primera vez en casi tres décadas, según sondeos a boca de urna, en unas reñidas elecciones municipales y regionales que cambiarían el mapa político del país a seis meses de las presidenciales.

Susana Villarán, una educadora de 61 años que inquietó a los inversores, habría ganado con el 39,4% de los votos la mayor plaza electoral de uno de los países que más está creciendo en el mundo, de acuerdo al sondeo a boca de urna de la respetada encuestadora Ipsos Apoyo.

Pisándole los talones figuraba en los sondeos la conservadora Lourdes Flores, vista como amiga del libre mercado, con 37,1% de los sufragios, según la firma.

"Estamos viendo en la boca de urna una diferencia de entre dos y tres puntos que, para efecto de lo que es la validez de la boca de urna, sigue considerándose un virtual empate", dijo Alfredo Torres, director de Ipsos Apoyo, a la radio local RPP.

"Vamos a tener que esperar al conteo rápido que se inicia en cuanto la gente empiece a procesar y a entregar las mesas electorales ya escrutadas", agregó.

En tanto, un sondeo de la encuestadora CPI también le daba la victoria a Villarán con 40,9% de los votos frente al 37,6% de Flores.

Ninguna de las dos candidatas se ha pronunciado hasta el momento y sus portavoces dijeron que esperarán a los primeros resultados oficiales, que serían revelados después de las 20.00 hora local (0100 GMT).

Al mercado le preocupa que un triunfo de Villarán en Lima genere un resurgimiento de un candidato presidencial de izquierda, que ponga en jaque los miles de millones de dólares en inversión foránea que han sido destinados al importante productor de materias primas.

Pero Villarán ha dicho que representa a una izquierda "moderna y liberal" que nada tiene que ver con al "militarismo autoritario" del presidente venezolano, Hugo Chávez.

También ha buscado distanciarse de la cara más visible de la oposición, el nacionalista Ollanta Humala, quien en 2006 definió un balotaje con el presidente Alan García con promesas de dar un giro en las políticas económicas del país y fue apoyado por el presidente Chávez.

Nuevo Mapa electoral. Varias propuestas de Villarán, como su apoyo al matrimonio entre homosexuales y a que se debata la legalización de la marihuana, generaron polémica pero fueron bien recibidas por gran parte de los electores jóvenes, según analistas. Villarán confesó incluso haber fumado marihuana cuando era joven.

La centroizquierdista escaló desde los últimos lugares de las encuestas en la carrera por Lima, que congrega un tercio del electorado y es clave a la hora de reflejar el ánimo de los peruanos de cara a los comicios presidenciales de 2011.

La política desbancó del primer lugar a Flores, una abogada de 50 años que comulga con políticas de libre mercado.

Una eventual victoria de la izquierda en Lima y de la mayoría de los líderes regionalistas o independientes en las 25 regiones de Perú sería una dura derrota para los partidos tradicionales y un revés para el gobierno del presidente Alan García, a quien le restan nueve meses de mandato.

Muchos municipios y regiones de Perú, que reciben altas regalías por la explotación de sus recursos naturales, son zonas que frecuentemente protestan contra el Gobierno central, en demanda de mayores beneficios del actual boom económico.

Según los sondeos a boca de urna, el partido oficialista, el APRA, no habría ganado ninguna región, ni siquiera su bastión tradicional, La Libertad, en el norte del país.

El presidente García, que no puede postular a los próximos comicios porque la ley peruana prohíbe la reelección inmediata, tiene un alto nivel de desaprobación pese a que la economía peruana se ha expandido a tasas arrolladoras durante su segundo mandato.

Según analistas, el avance de una opción de izquierda hace impredecible la elección presidencial, dado que los peruanos mayormente cambian o deciden a última hora por quién votar.

A seis meses del comicio presidencial, la legisladora conservadora e hija del ex presidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, lidera las preferencias con 24% en las intenciones de voto, según un sondeo de la firma Ipsos Apoyo.

Le siguen el pragmático alcalde capitalino Luis Castañeda, con 19%; el ex presidente Alejandro Toledo, con 16%o, y el nacionalista Humala, con 14%.

Los tres primeros son considerados como partidarios de la inversión privada, mientras que Humala es temido por los inversores pese a que ha moderado su discurso.