Tokio. Un fuerte seísmo de magnitud 7,1 sacudió este lunes los edificios de Tokio y una amplia sección del este de Japón, lo que llevó a emitir una alerta de tsunami que fue levantada poco después.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que la réplica se registró a 38 kilómetros al oeste de la ciudad de Iwaki, a una profundidad de 13 kilómetros.

El noreste de Japón se vio sacudido el 11 de marzo por un poderoso terremoto de magnitud 9 y un devastador tsunami que le siguió pocos minutos después, dejando 28.000 personas muertas o desaparecidas y desatando una crisis nuclear en la planta de Fukushima Daiichi.

Las autoridades locales decretaron alerta de tsunami dada la intensidad del movimiento telúrico, aunque lo levantaron poco después y que vuelve a sacudir al país asiático a un mes del terremoto de 8,9 grados Richter que azotó a gran parte del territorio, desatando una serie de maremotos en sus costas.

Fuentes oficiales confirmaron este domingo que van más de 13 mil personas muertas debido al terremoto y tsunami de marzo de este año y aún permanecen miles desaparecidos.