El canciller venezolano, Elías Jaua, responsabilizó este viernes al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, de ser el "principal alentador de la violencia" en Venezuela y lo llamó "asesino", al tiempo que la fiscal general acusó a ese país de financiar las protestas.

"No vamos a bajar el tono, lo denunciamos a usted como asesino del pueblo venezolano, señor Kerry, no le vamos a bajar el tono a ningún imperio hasta tanto ustedes no le ordenen a sus lacayos en Venezuela cesar la violencia contra el pueblo", dijo Jaua en un acto de homenaje al fallecido expresidente Hugo Chávez.

Según el canciller, Kerry es "el principal alentador de la violencia en Venezuela porque cada vez que se está a punto de reducir a los violentos, sale el señor Kerry e inmediatamente se activan las guarimbas (barricadas) en los principales focos de la violencia", indicó.

"Kerry salió a declarar el miércoles y en la noche tuvimos más muertos incluyendo un capitán de la Guardia Nacional", dijo y agregó: "Señor Kerry, usted alienta la violencia en Venezuela y lo vamos a denunciar en todos los espacios del mundo; a usted, que le duele tanto que nosotros le hablemos en voz alta, como me dijo en Guatemala".

El canciller respondió a las declaraciones efectuadas en las últimas horas por el secretario de Estado norteamericano quien dijo que EEUU "no descarta" imponer sanciones a Venezuela y que continúa sus esfuerzos diplomáticos para lograr que el presidente Nicolás Maduro detenga su "campaña de terror contra su propio pueblo".

Para Jaua, Venezuela fue sometida a un "ataque" y una "agresión" imperialista "con sus expresiones locales: las bandas fascistas", de las que responsabilizó de la muerte de "25 compañeros y compañeras" en las protestas que se desarrollan desde el último 12 de febrero y por las que según datos de la fiscalía ya murieron un total de 28 personas y dejaron unos 365 heridos.

El ministro de Exteriores, que acaba de regresar de la reunión de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Santiago, Chile, destacó el apoyo internacional al gobierno de Maduro y resaltó en ese sentido a "los anillos de protección" que el fallecido Chávez fue elaborando para el "proceso democrático" en Venezuela.