Washington. Jeb Bush dijo este jueves que apoyará a su rival en la carrera por la candidatura republicana a la presidencia Donald Trump si el magnate gana la nominación del partido para las elecciones del 2016 en Estados Unidos y si Hillary Clinton es la candidata demócrata.

Al ser consultado si respaldará a Trump como el nominado republicano contra Clinton en la elección de noviembre de 2016, Bush contestó: "Por supuesto que lo haré".

"Necesitamos estar unidos. Necesitamos ganar", agregó Bush, ex gobernador de Florida, durante una entrevista en el programa de ABC "Good Morning America", un día después de que Trump dijera en el mismo canal que apoyaría a Bush contra Clinton.

Bush y Trump se han criticado públicamente en su intento por ganar la nominación del partido.

El jueves, Bush se refirió a las tácticas de Trump e instó a su rival a bajar el tono de sus ataques. El multimillonario ha hecho polémicos comentarios sobre la inmigración y los latinos. El ex gobernador, cuya esposa nació en México, dijo a ABC que la diversidad suma vitalidad al país.

Trump se ha burlado durante semanas de Bush, uno de sus rivales republicanos más cercanos en las encuestas de opinión. El magnate de bienes raíces y celebridad de televisión esta semana criticó al ex gobernador por contestar una pregunta en español.

La campaña de Bush inicialmente evitó entrar en una guerra de palabras con Trump. Pero el miércoles, los asesores de Bush emprendieron una ofensiva con una campaña de anuncios y en los medios sociales.

El jueves, Bush se refirió a las tácticas de Trump e instó a su rival a bajar el tono de sus ataques. El multimillonario ha hecho polémicos comentarios sobre la inmigración y los latinos. El ex gobernador, cuya esposa nació en México, dijo a ABC que la diversidad suma vitalidad al país.

"Creo que la estrategia de Donald Trump de llegar a la presidencia vía insultos no va a funcionar. La gente quiere un mensaje esperanzador, que levante el ánimo", dijo Bush.

El ex gobernador añadió que Trump debería "encontrar una manera de reducir el lenguaje divisivo, el lenguaje hiriente y hablar de las aspiraciones para el pueblo estadounidense, en vez de intentar explotar sus miedos".

Encuestas de Reuters/Ipsos muestran a Trump con un respaldo de casi un 31% de quienes se identifican como republicanos para el 1 de septiembre, mientras que Bush cuenta con el apoyo de casi un 12%, por detrás del neurocirujano Ben Carson.