México D.F. La comisionada del Instituto Nacional de Migración (INM) de México, Cecilia Romero, renunció a su cargo 24 días después de la masacre de 72 inmigrantes en Tamaulipas.

La Secretaría de Gobernación (Segob) informó que el titular de esa cartera, Francisco Blake Mora, aceptó su dimisión.

Según la entidad, durante los cuatro años en que Romero estuvo a cargo del INM se dignificaron las estaciones migratorias y se reforzó la capacitación de los agentes.

El Informador indicó que después de un par de reuniones en la residencia presidencial de Los Pinos, se le notificó a Romero que no continuaría en su cargo.

Su partida se produce luego que el Senado condenó la masacre de Tamaulipas y solicitó la comparecencia de Cecilia Romero.