Ginebra. El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Jakob Kellenberger, llegará a Damasco hoy por la tarde para conversar con funcionarios sirios sobre una expansión del trabajo de ayuda humanitaria en el país.

Los dos días de conversaciones se producen después de que el 10 de junio la agencia independiente pidió un mayor acceso a la población civil, incluyendo personas que fueron heridas o detenidas en la represión militar contra los disturbios.

"Las conversaciones se enfocarán en la situación humanitaria en Siria y en el rol que la CICR está dispuesta a jugar, a fin de asistir a las personas afectadas por la actual violencia", indicó la CICR en un comunicado.

Kellenberger, un ex diplomático suizo, se reunirá con el primer ministro sirio, Adel Safar, y el ministro de Relaciones Exteriores, Walid al-Moualem, además de importantes funcionarios de la Media Luna Roja, indicó el documento.

La CICR y la Media Luna Roja siria han realizado visitas cortas a Derá, Tartous y Homs durante el último mes, pero sus limitaciones le impidieron obtener una imagen general de las necesidades, indicó la agencia de Ginebra.

Tropas sirias y hombres armados leales al presidente Bashar al-Assad atacaron la ciudad de Bdama cerca de la frontera con Turquía el sábado, incendiando casas y arrestando a decenas, indicaron testigos, en una intensa campaña militar para sofocar una revuelta popular.