Melbourne. El cardenal australiano George Pell, jefe de las finanzas del Vaticano, podría afrontar dos juicios separados, ambos por presuntos abusos sexuales históricos.

Así lo adelantó un tribunal estatal de Victoria, a cargo del caso y que celebró este en miércoles una vista de 11 minutos a la que acudió el religioso para discutir asuntos vinculados a los procedimientos de juicio.

El Tribunal de Magistrados de la jurisdicción de Melbourne, determinó que existen suficientes evidencias para juzgar a Pell, por presuntos abusos sexuales históricos que habrían ocurrido en épocas diferentes, razón por la cual el abogado de Pell considera lógico realizar dos juicios.

"Creo que es sensato que se realicen dos juicios", precisó el abogado de Pell, Robert Richter, al argumentar que las acusaciones implican dos lugares distintos y las presuntas acusaciones se refieren a dos momentos separados por una brecha de 20 años.

Pell, el representante de la Iglesia Católica de más alto rango que afronta un proceso por abusos sexuales, se declaró inocente de los delitos que se le atribuyen.

Por su lado, el fiscal Mark Gibson, pidió tres meses de plazo para poder presentar los documentos necesarios para los juicios, aunque el abogado de Pell pidió que el proceso se realice con la mayor brevedad posible.

Pell, el representante de la Iglesia Católica de más alto rango que afronta un proceso por abusos sexuales, se declaró inocente de los delitos que se le atribuyen.

Sin embargo, será procesado por "múltiples" ofensas sexuales contra "múltiples" querellantes que habrían ocurrido en una piscina de Ballarat, su ciudad natal, y  otra en la Catedral St Patrick's de Melbourne entre las décadas de 1970 y 1990.

Una nueva audiencia está prevista para el 16 de mayo. El tribunal podría comunicar entonces su decisión respecto a la fecha del o los juicios.