Santiago. El Comandante en Jefe del Ejército chileno, Ricardo Martínez, admitió que oficiales vendieron armas a bandas de narcotraficantes en un nuevo caso de corrupción en la rama castrense, lo que encendió las alarmas del Gobierno y el Congreso tras solicitar informes a la autoridad militar.

En una grabación secreta a la que accedió la publicación local The Clinic, Martínez se dirigió esta semana a 900 oficiales en una aula del Ejército para hablar sobre la corrupción castrense y los lazos de algunos militares con el crimen organizado.

"Tenemos información de que hay oficiales y cuadro permanente que compra armas por la vía legal, que después las dan por perdidas, pero lo que están haciendo es venderlas a grupos narcos, de delincuentes", dijo Martínez.

El jefe de la rama castrense, que asumió este año en medio de denuncias de casos de corrupción y falta de probidad al interior de la institución, remarcó que la única forma de encarar la crisis era con un mando fuerte y sin fracturas internas.

"Tenemos información de que hay oficiales y cuadro permanente que compra armas por la vía legal, que después las dan por perdidas, pero lo que están haciendo es venderlas a grupos narcos", dijo Martínez.

Desde el Ejército declinaron hacer declaraciones sobre el audio revelado, mientras que el ministro de Defensa, Alberto Espina, dijo que Martínez "hacia referencia a hechos que ocurrieron en el pasado, que están en la justicia militar".

"Me ha dicho que (...) lo que hizo fue ejemplificar de hechos del pasado que no iban a ser admisibles que ocurrieran bajo ninguna circunstancia bajo las órdenes del nuevo mando del Ejército", declaró Espina.

Con todo, agregó que pidió a Martínez "todos los detalles" en un informe que deberá entregar este viernes.

El senador socialista Álvaro Elizalde, en tanto, dijo que citarán al Comandante en Jefe del Ejército a la Comisión de Defensa del Senado tras la divulgación de los audios.