El comandante general del Ejército, Ronald Hurtado Jiménez, destacó que la política del gobierno del presidente Ollanta Humala permitió la recuperación de la capacidad operativa de esta institución castrense para afrontar los nuevos retos en materia de seguridad nacional.

“Dentro de la política de gobierno del presidente Ollanta Humala, nos permitió ser partícipes de todo un proceso de modernización de nuestro Ejército, después de muchos años hemos tenido la oportunidad de recuperar esa capacidad operativa”, subrayó.

Refirió que este anhelo se pretendía desde hace muchos años, y ahora se logra en cumplimiento del plan estratégico institucional “Bolognesi”, cuando este mes se celebra los 194 años de la independencia nacional y de la vida institucional del Ejército.

“Realmente con mucho agrado, tenemos que decir que durante estos últimos años, hemos ido logrando ese plan estratégico, por ejemplo con la adquisición de 12 batallones de ingeniería, que están desplegados a lo largo y ancho de nuestro país”, dijo.

Asimismo, señaló que se ha continuado con la recuperación de la capacidad antitanque con armas de última generación, y este sábado se presentarán 27 nuevos lanzadores múltiples que permiten recuperar la capacidad de artillería de campaña.

“También la adquisición de 24 helicópteros que nos van a permitir llevar la ayuda necesaria a los pueblos alejados, ocho ya están listos y tres en prueba en el país, en total son once y los demás estarán llegando en los meses siguientes hasta diciembre”, indicó en Radio Nacional.

Destacó que el equipamiento adecuado permite a las Fuerzas Armadas, y en particular al Ejército, asumir los “nuevos roles” en las tareas de seguridad nacional, para enfrentar al narcotráfico, el terrorismo, la tala ilegal de madera, contribuir a la lucha contra el cambio climático, la delincuencia, y la ayuda en caso de desastres naturales.

“Nosotros, como institución, tenemos que tomar todas las previsiones necesarias para afrontar esos nuevos retos que lógicamente se dan en base a la capacitación, a los medios que se nos proporciona y al marco legal que corresponde en estos casos”, agregó.

Vraem

Asimismo, refirió que el Ejército ha mejorado notablemente la infraestructura y logística de las bases contrasubversivas en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), que les permite a los soldados tener el equipamiento necesario para el cumplimiento de sus deberes de seguridad nacional.

“Yo estuve en el Vraem el 2012 y a la fecha ha tenido un cambio sustancial, un cambio que parte de la decisión política, si no hubiera habido esa decisión del señor presidente Ollanta Humala, del entonces ministro (de Defensa) Pedro Cateriano, y hoy del ministro Valakivi”, destacó.

Refirió que desde el momento en que los dos mandos militares de Sendero Luminoso cayeron, los dos hermanos Quispe Palomino, se otorgó una tranquilidad a la zona.

“Porque ya no es un tema ideológico, es un tema de narcotráfico, de delincuencia, entonces hay que ser justos, y decir que las condiciones de nuestros soldados allá son mejores”, subrayó.

Finalmente enfatizó que el Perú camina hacia el futuro, dando en el campo económico, “pasos sostenidos en el tiempo” que van de la mano con la seguridad que las instituciones castrenses le han brindado al país.

“Esto es una prueba que entendemos que la seguridad y el desarrollo deben ir de manera paralela”, puntualizó.