La Habana. El ex presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, habló este miércoles con opositores cubanos a quienes comentó que visitaría al contratista estadounidense preso Alan Gross, en el último día de un viaje dirigido a mejorar los lazos entre los viejos enemigos de la Guerra Fría.

Algunos disidentes dijeron a la prensa que en el encuentro trataron la situación de los derechos humanos en la isla de gobierno comunista y la necesidad de una mayor libertad de expresión.

Elizardo Sánchez, de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos, comentó a reporteros que el caso de Gross es importante para Carter, quien espera verlo antes de dejar la isla.

Al encuentro con Carter en un céntrico hotel de La Habana asistieron en reuniones separadas blogueros disidentes como Yoani Sánchez y otros activistas de derechos humanos.

Más tarde se reunió con 10 opositores recientemente liberados que rechazaron el exilio y con las esposas que integran el grupo Damas de Blanco.

Algunos de los asistentes dijeron a periodistas que se les solicitó "discreción" sobre los temas tratados durante la reunión.

Elizardo Sánchez dijo que presentó a Carter un informe sobre la situación de derechos civiles, políticos, económicos y culturales en la isla. "Lamentablemente no pude describirle un cuadro positivo porque seguimos teniendo la peor situación en todo el hemisferio en ese terreno", comentó.

Según Sánchez, Carter se encontraría antes de partir con el contratista Gross, quien fue condenado este mes a 15 años de cárcel por introducir equipos ilegales de comunicación satelital financiados por un programa del Gobierno estadounidense para promover la democracia en Cuba.

"(Carter) trae una agenda compuesta de varios objetivos. Uno de ellos ellos es, importante, la posible excarcelación de Alan Gross, al que creo que él va a visitar en algún momento antes de irse (...) (Carter) sí dijo que piensa ver a Gross hoy (miércoles), eso sí es un hecho", agregó el disidente.

Su caso irritó a Washington, que cortó de golpe un tímido acercamiento impulsado por el presidente Barack Obama. Carter dijo el martes que su visita no pretendía "sacar del país" a Gross.

Libertad de expresión. El viaje de Carter a Cuba ocurre en medio de los preparativos de un congreso del Partido Comunista en abril que deberá aprobar reformas económicas emprendidas por Castro para hacer más eficiente la economía y salvar el socialismo.

Por su parte, la bloguera Sánchez, autora del muy leído blog 'Generación Y', declaró a la salida de la reunión que "fue un encuentro breve, formal, afectuoso y fue un pedazo de Cuba lo que le regalamos (...), decirle la perspectiva de cada uno respecto a la realidad de aquí".

"Hablé del tema información, al menos lo que mis palabras fueron estaban dedicadas a la necesidad de libertad de expresión, de libre acceso a internet para los cubanos", agregó Sánchez, a quien el gobierno acusa de ser parte una "campaña mediática" para dañar el sistema socialista.

Cuba considera a los opositores "mercenarios" al servicio de su enemigo histórico Estados Unidos.

Se desconoce si Carter se reunirá con el ex presidente Fidel Castro, quien lo recibió en 2002 durante su primera visita a la isla pero está alejado del poder desde hace algo más de cuatro años por enfermedad.

Durante su mandato, de 1977 a 1981, Carter adoptó las medidas más significativas hasta la fecha para mejorar los lazos. En 2002, llamó a levantar el embargo comercial contra Cuba, pero con la observación de que debía avanzar hacia la democracia y mejorar su desempeño en derechos humanos.