Bagdad. El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunió estedomingo con líderes de Irak atrapados en un impasse desde hace cuatro meses tras una votación que no dio un resultado decisivo y expresó su esperanza de que no demorarán en formar un gobierno, dijeron funcionarios iraquíes.

En negociaciones con el primer ministro Nuri al-Maliki y con el ex primer ministro Iyad Allawi, que logró la mayoría de los votos en la elección del 7 de marzo, Biden destacó el apoyo de Estados Unidos para la democracia en Irak, dijo Allawi.

Biden y otros funcionarios estadounidenses dijeron que Washington tenía un compromiso a largo plazo con el país, pese a un plan para terminar las operaciones de combate en agosto y hacer un retiro completo el año próximo.

"El vicepresidente Biden no trajo sugerencias específicas, sino un interés en la estabilidad de Irak y (.) en que no prolonguemos el proceso de formar un gobierno", dijo Allawi.

Las negociaciones para una coalición y elección de un primer ministro han progresado poco desde la elección, aumentando las preocupaciones por la estabilidad, dado que insurgentes intentan explotar el vacío político mediante ataques para reiniciar una guerra sectaria general.

La continua violencia hace dudar sobre los planes del ejército estadounidense para reducir su cifra a 50.000 para el 1 de septiembre desde los 80.000 ahora, y terminar con las operaciones mientras dedica todos sus esfuerzos para entrenar y asistir a la policía y tropas iraquíes.

Tres personas murieron el domingo cuando un atacante suicida hizo detonar una bomba que en la oficina del gobernador de la provincia de Anbar, en el oeste, que fue el bastión de la insurgencia de los islamistas sunitas tras la invasión dirigida por Estados Unidos el 2003.

Biden y otros funcionarios estadounidenses dijeron que no pretendían presionar excesivamente a los políticos iraquíes a aumentar el ritmo de las negociaciones de coalición.

"No hace mucho Irak era un país al borde la guerra civil. Cada vez que vengo (...) mejora", dijo previamente Biden a tropas estadounidenses en la principal base militar estadounidense en Irak.